Una nueva realidad

“No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio.”

-Charles Darwin-



Año 2020, Covid-19, muerte, ansiedad, prevención, distanciamiento social, en la mayor parte de los casos deficiencia de liderazgo ante la crisis, teletrabajo, tapabocas, crisis económica, educación virtual, falta de conciencia social y cambios en el entorno. Tales, son algunos de los factores que hoy en día marcan fuertemente nuestro medio, a nivel nacional e internacional, ante lo cual se hace presente la necesidad de adaptarnos a un nuevo estilo de vida para el que no estábamos preparados.

Controlar la pandemia ha supuesto un gran reto para los gobiernos a nivel mundial. El personal de salud de distintos países se encuentra trabajando arduamente para mantener controlado el número de casos que se presentan a diario. En los países en desarrollo, los profesionales médicos hacen todo lo que pueden con los pocos insumos que tienen para realizar sus trabajos de forma segura durante la crisis sanitaria, a riesgo de contagiarse y de llevar además la enfermedad a sus familias.

Las pruebas rápidas no son garantía para que las personas vuelvan a la normalidad de sus trabajos, debido a los falsos negativos de las mismas. Por otro lado está el hecho de que hay gente sin empleos formales, que se ven obligados quieran o no a salir, e intentar ganar un poco de dinero para llevar el sustento a sus hogares; y, un sin número de situaciones más que no mencionaré pues cada uno de ustedes conocen y tienen ya su propia nueva realidad o normalidad.



En tiempos de crisis sólo nos queda ser fuertes y apoyarnos los unos a los otros siendo conscientes de la responsabilidad que tenemos para con nosotros mismos y los demás, evitando caer en desesperación, confiando en Dios, pues desesperarnos no solucionará nuestros problemas, sino que nublará nuestra mente impidiéndonos encontrar una salida.

Extrañar esas pequeñas cosas, como un abrazo efusivo al saludar a un amigo que no vez hace tiempo, reunirte con un grupo específico sin temor a contagiarte, identificar las reacciones de las personas por la expresión de su rostro, son detalles que echamos de menos e irónicamente no valorábamos en su tiempo.

Aun así, y a pesar de todo, a través del tiempo hemos visto como en circunstancias anteriores la humanidad ha sido capaz de reinventarse y superar cada dificultad que se ha presentado, adaptándose a la situación y en esta ocasión no tiene por qué ser diferente.


Hemos visto como la muerte le ha arrebatado la vida a miles de personas a nivel mundial no sólo en esta pandemia, sino también en otras tragedias que ha sufrido la humanidad, desastres naturales, guerras, y otros; pero también conocemos como quienes les sobreviven han sabido seguir adelante, superando el dolor de sus pérdidas siendo ejemplo de resiliencia para otros.

La resiliencia es necesaria, así como la innovación, debemos crear soluciones para los problemas, y como dice el poeta sevillano, Antonio Machado, “ir ligeros de equipaje” disfrutando el presente sin prisas por llegar al destino, aprendiendo la enseñanza que todo esto nos quiere dejar y seguir cuidando de nosotros mismos, pues es la única forma en que podremos cuidar a los demás, recordando que mientras seamos empáticos y solidarios los unos con los otros todo estará bien.

Creemos una nueva realidad, en donde practicar el arte de ver lo positivo en lo negativo sea la base principal. Victimizarnos no va a solucionarnos ningún problema. Para quienes aún tenemos la bendición de estar vivos, la vida debe seguir, ya que el tiempo no se detiene. Así que si estás leyendo esto y aun respiras, da gracias a Dios por ello, vive y ama más que nunca, vive por todos aquellos que no pudieron y agradece que hayan sido parte de tu vida.


Instagram: @erika_159ag

Facebook: www.facebook.com/Erika-Andrade-Giler-Photography-116796705668269/

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión