Soy un ser creativo




El concepto de creatividad está equivocadamente asociado con el aspecto artístico. No obstante, según la Real Academia Española, se define como la capacidad de creación. Aunque no siempre lo sentimos, todas somos creativas.


Antes, me reservaba mis ideas y opiniones porque entendía que no era la persona creativa del grupo; me sentía menos por no saber dibujar, pintar o decorar de manera “bonita”. Ahora, puedo reconocer que estaba equivocada.


De acuerdo con Flanagan (1985), “la creatividad es demostrada inventando o descubriendo una solución a un problema y en la demostración de cualidades excepcionales en la solución del mismo.” Por lo tanto, mi manera de manifestar creatividad es mediante mi liderazgo.


Soy un ser creativo cuando me arriesgo, cuando sueño, cuando pierdo el miedo, cuando valoro mis ideas, cuando aprecio el mundo, cuando creo oportunidades y, sobre todo, cuando me equivoco.


Para ser creativas, debemos montarnos en una máquina de tiempo a cuando éramos niñas, llenas de curiosidad. Las reglas de la sociedad, sea en la escuela o en el trabajo, limitan nuestra creatividad e imaginación.


Debemos regresar a esa edad temprana en la que no temíamos experimentar con lo desconocido y la curiosidad era nuestro norte.


Las presiones sociales nos son suficientes para hacernos dudar de nuestras habilidades. Evitamos la monotonía y mantenemos la mente abierta para describir un mundo lleno de oportunidades.


¡Somos mujeres creativas con la capacidad de crear las soluciones que nuestra sociedad tanto necesita!