¿Qué son los sueños?

por Ana Delgado Ramos



¿Qué son los sueños? Desde que tenemos conciencia comnenzamos a escuchar sobre los sueños. Existe una gran cantidad de definiciones, conceptos y opiniones sobre por qué soñamos y qué signifcan nuestros sueños. Cuando somos niños soñamos con aquello que nos asusta porque no tenemos otro medio para expulsar los miedos de nuestro cerebro.


Muchos de nuestros sueños son la respuesta a nuestros pensamientos y emociones no expresadas que salen a buscarnos mientras estamos dormidos(as). No podemos controlar esa clase de sueños porque no los traemos a nuestra realidad de vida.


Los psicólogos, psiquiatras y estudiosos de los sueños relacionan los sueños con la historia, preocupaciones, ansiedades y emociones no resueltas del que sueña. Muchas veces esos sueños se convierten en algo angustioso, lo que se conoce como pesadillas. Es donde aparecen nuestros fantasmas y monstruos a los que en la vida real le huimos porque no queremos o tenemos miedo de enfrentarlos.


Los sueños que describo anteriormente son los que no podemos escoger ni controlar, pero existe otra clase de sueños, los que nos mantienen encaminadas(os) a lograr un objetivo, una meta. En mi experiencia personal, floté sobre mis sueños durante muchos años, pero nunca los abandoné.

Es importante tener esa clase de sueños y esforzarnos para no abandonarlos hasta lograrlos porque al final es lo que muchos llaman logros, otros realización de vida plena.


En mi novela Flotaba sobre sus sueños, narro la historia de Juliana, una joven que quería ser actriz, escritora y una viajera compulsiva. Lo de actriz, se ha limitado al teatro de la vida diaria, pero los otros dos sueños sí los he realizado.


Cuando en diciembre del año 2010 pude presentar Terremoto, mi historia, una novela autobiográfica, se develaron varios de los sueños guardados por muchos años. Ahora en el 2021 en mi novela Flotaba sobre sus sueños, puedo mostrar que mis sueños fueron mucho más grandes que todos mis miedos, inconvenientes y angustias vividas durante más de 20 años. El flotar sobre esos sueños me mantuvo alerta y me ayudó a salir de un laberinto de maltrato emocional que pretendió matar los sueños de los que hoy disfruto una placentera realización.


No hay sueño imposible de lograr si aprendemos a controlar los pensamientos negativos y decidimos escuchar a nuestra voz interior y no a las voces de nuestros críticos, que dan mayor importancia a los obstáculos que a las posibilidades. El tener un gran sueño y trabajar para lograrlo hace la diferencia entre el éxito y el fracaso. Yo floté sobre mis sueños por muchos años, pero nunca dejé de mirarlos y perseguirlos hasta capturarlos. Tú puedes lograr los tuyos. ¡Síguelos!



ANA DELGADO RAMOS

Poeta, escritora, narradora de cuentos y motivadora