Entrevista con la Dra. Rossana Cabrera


MCV: ¿Cuáles son algunas de tus memorias de la celebración familiar de las fiestas navideñas?


Navidad siempre fue una de mis celebraciones favoritas: vacaciones recién comenzadas, calor, comida diferente y familia alrededor de un asado. Me gustaba compartir con mis primos, jugar guerras de agua y anticipar los regalos que abriríamos a las 12 de la noche, parece un recuerdo bastante frívolo, pero no fui una niña con muchos regalos, eso hacía que Papá Noel y los Reyes Magos fueran días muy esperados. Mis padres se divorciaron siendo muy pequeña, todas las navidades que recuerdo fueron con mi familia paterna, una familia gigantesca que se ha extendido de maneras maravillosas. Siempre he dicho que mi familia es como la mafia, una vez que entrás, no salís. Aunque te divorcies del primo, te vuelvas a casar y tengas otros hijos, nosotros te caemos, te llamamos y los invitamos a todos a brindar. Reconozco quien es biológicamente descendiente de mis abuelos por el color de ojos, si tiene ojos verdes compartimos adn, si tiene un color diferente, es alguien de quien nos hemos apropiado.

Los 25 de diciembre siempre eran de excursiones a la playa, de prender el fuego otra vez para otro asado y comer hasta no dar más. En las tardes jugábamos truco, un juego de cartas rioplatense descendiente directo del mus español. Gritábamos, nos abrazábamos y hacíamos planes para la celebración de fin de año. Una fiesta igual de importante que la navidad.

MCV: ¿Celebraban alguna tradición exclusivamente familiar?

No, algunas cosas que pensé que hacíamos en exclusividad, descubría tiempo después que las hacíamos todos los uruguayos.

MCV: ¿Participaban de alguna tradición social del pueblo?


No, creo que no tenemos ninguna.

MCV: ¿Participaban de alguna tradición religiosa del pueblo?

No, no tenemos tradiciones religiosas en nuestros pueblos. Uruguay es uno de los países más seculares del mundo. Legalmente la navidad es el "dia de la familia", desde 1919. Mo hay ninguna calle ni plaza pública adornada con motivos navideños, a los contribuyentes nos daría un patatús si se gastara dinero del Estado en algo así.


MCV: ¿Qué tradiciones navideñas eran comunes en tu país?

No tenemos procesiones, no cantamos villancicos, casi nadie va a misa. Quizás algún colegio muy católico tenga pesebres vivientes, pero yo nunca he visto ninguno.

Un grinch podría vivir feliz en estas tierras.

MCV: ¿Todavía celebras alguna festividad con tu familia?

El árbol de navidad se arma el 8 de diciembre y se desarma el 7 de enero. Todos los años se compra un adorno nuevo. Si el árbol no es natural (casi nunca lo es) hay que cambiarlo cada 7 años.

Como buenos rioplantenses el asado es una tradición de todos los 24 y 25. La familia se reúne alrededor del parrillero (barbacoa de ladrillo que todo uruguayo tiene en su patio). Suele haber mucho alcohol, las borracheras de navidad son una triste tradición. Como no está permitido conducir si has tomado algo (ni aún una copa) y difícilmente haya taxi, bus o uber, La gente suele quedarse a dormir donde se haya festejado.

He tenido colchones ocupando todo mi living y dos carpas en mi patio en alguna navidad pasada. Todo eso era antes y es ahora. La única tradición que se ha perdido es el envío de postales. Antes le dábamos postales a cada miembro de la familia, a los amigos, a los compañeros de trabajo, de estudio, de escuela...

MCV: Si tuvieras que escoger una sola tradición familiar, social o religiosa para preservar por siembre, ¿cuál sería?

Siempre he creído que la navidad es una excusa para reunirnos todos alrededor de una mesa. Lo más importante es que estemos juntos, todo lo demás puede faltar.

A fin de cuentas Jesús no nació en diciembre, ni había pinos en su pueblo, ni vio la nieve en su vida. Navidad es un juego litúrgico cuyo objetivo es juntarnos, tener la excusa para perdonarnos y para abrazarnos.

MCV: Por favor comenta sobre cualquier otro particular adicional relacionado con familia y tradiciones.

Tomaremos las precauciones adecuadas, no compartiremos besos y festejaremos a cielo abierto.

Si pudiera pedir un deseo de navidad (cosa que no hacemos en nuestro país, eso de pedir deseos) pediría que no llueva este 24. Ya reservé sillas y mesas, esta navidad somos 42 en casa. Esto último es porque en toda familia hay población de riesgo. Y no queremos darle ventaja al covid, que no nos falte ninguno para la navidad de 2021.


MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión