Turismo: Actividad para acabar con el discrimen

 

 

El turismo es una actividad mundialmente aceptada, que antes de la emergencia del Covid-19, un billón de personas viajaban internacionalmente por el mundo.  A su vez, en tiempos antes de Covid-19, generaba el 10% de los empleos a nivel mundial.  En los últimos cinco años la Organización Mundial del Turismo (OMT) ha realizado unas campañas publicitarias, conferencias, competencias, reglas y códigos de ética, todo un proyecto con el propósito de fomentar un turismo más responsable, sostenible y accesible para todos. Todo ese proyecto no ha sido solo para los destinos, también para los turistas.  Entre las prioridades de la OMT, está el buscar el respeto a la autenticidad sociocultural de las comunidades que reciben a los turistas. 

 

A la mayoría nos encanta viajar, descubrir destinos o ir a ese país que soñamos desde pequeños. Tomar en consideración hacer un turismo responsable cuando viajamos a otro lugar trae una serie de consecuencias positivas, tanto para el que visita como para el que recibe al visitante, entre ellas puedo mencionar: conocer y entender otras culturas, tradiciones y movimientos.  Mientras más viajamos, nos damos cuenta de la variedad de colores que hay en el mundo, de la variedad de culturas, de la variedad de religiones y tradiciones; permitiéndonos así reconocer que no somos el centro del mundo, que mi manera de pensar y actuar no son las únicas y absolutas.  La actividad turística, realizada de manera responsable, nos permite crear mayor tolerancia y respeto ante las personas diferentes a ti y a mí.  Diferentes ya sea por su raza, su color, su estilo de ropa, su tradición, su religión, su idioma entre tantas otras cosas. 

 

El racismo junto a todos los tipos de discrimen, en pleno Siglo 21, es una ideología muy absurda, en definitiva es una demostración de la falta de educación que hay en la persona racista.  Ser racista es algo común en todos los países, pero no por ser común quiere decir que está bien.  Nadie merece ser rechazado porque nació con cierto color, cierta estatura o con el dominio de cierto idioma.  Deseo aclarar, hablamos de respeto y tolerancia ante pensamientos y creencias distintas a las propias, pero no quiere decir que un pensamiento o creencia que manifieste odio y rechazo es correcta.  El racismo expresa odio, no hay otra discusión, expresa rechazo y expresa una falta de apertura a conocer a otras personas distintas a las de mi entorno cotidiano.

 

Hace falta tener una mente abierta, y para lograrlo tenemos que leer más, saber escuchar diferentes personas, observar y sobre todo viajar más, viajar con mente abierta, viajar para descubrir, viajar para conocer y viajar para respetar. 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión