Siendo papá desde el cielo

June 19, 2020

 

Papá, el superhéroe de cualquier niña, el protector del hogar, el fuerte y para muchas un ser digno de admiración y respeto. Dicen los psicólogos que el padre es la figura principal del hogar, es el ser con el cual los niños se identifican y las niñas se sienten protegidas. Un verdadero papá no sólo es quien procrea sino quien sustenta, alienta, protege y brinda amor genuino.

 

Éste artículo va para las mujeres que han tenido que despedir a papá muy pronto, pero que siempre encuentran la oportunidad de mantener su recuerdo vivo y desean honrarlo en un día especial como hoy.

Aunque todas tenemos historias diferentes referente a nuestros padres, muchas de ustedes tal vez tuvieron padres presentes y amorosos, mientras otras han tenido padres ausentes y distantes, algunas solo tienen recuerdos borrosos y otras recuerdos que quisieran borrar de su corazón, yo me encuentro entre las que tuvimos padres geniales pero por cosas de Dios desde hace algún tiempo ya no está conmigo, aunque no pierdo la oportunidad de compartirles cómo he superado su ausencia y cómo siento que lo puedo honrar a pesar de ya no estar vivo. Dentro de poco cumpliré 11 años de haber despedido a mi papá cuando partió al cielo debido a una grave enfermedad, pero lo llevo presente cada día con alguna anécdota, un chiste, una reflexión, un consejo y hasta con algún regaño.

 

Aplaudimos a los padres en su día pero en especial hoy decidí honrar a los padres que aunque ya no están con nosotras, merecen también celebrar su día. Si eres de las que tiene en el cielo a papá o a alguien especial que se ganó un lugar de tu corazón como un padre, te invito a leer tres puntos importantes para disfrutar y honrar a papá aunque esté en el cielo.

  1. Comparte con otros las lecciones positivas que aprendiste de papá

 

Un acto hermoso y de valor para nuestro padre es compartir las lecciones que aprendiste de él, cada vez que tengas oportunidad de hablar con tus hijos, familiares o amigos para corregirlos o simplemente para darles un consejo, recuerda cuando papá te ayudó con alguna frase o acción que te ayudó en algún momento de tú vida, seguramente ese consejo que te ayudó a ti puede ayudar a otras personas.

No quiere decir que recuerdes el dolor y sigas llorando su ausencia, no le des oportunidad a la tristeza porque ya no está, simplemente compartir esas virtudes de papá ayudará a mantenerlo presente y expresar los buenos consejos que te auxiliaron de una manera saludable y sabía.

 

  1. Anula de tu corazón los momentos negativos que viviste con papá

Mientras crecíamos nos topamos con varias situaciones en la vida, estábamos desarrollándonos y seguramente nuestros cambios hormonales no eran nada amigables con papá, es probable que vernos crecer haya Sido difícil para él también, a los padres les cuesta más ver a sus pequeños convertirse en hombres y mujeres, siempre seremos las princesas de papá pero en momentos llegamos a ser la tortura de papá. Lidiar con nuestro carácter y nuestros cambios emocionales nos trajeron momentos desagradables, tal vez pleitos, desacuerdos, rebeldía, todo junto en una olla de presión, pero en ésta oportunidad quiero decirte que si papá ya no está contigo, no tiene sentido recordar y avivar los momentos desagradables, incluso si tú papá está vivo, mejor aún no pierdas tu tiempo en las cosas del pasado, construye una buena relación con él ahora mismo y disfrútalo antes que te arrepientas de no aprovechar el tiempo con él. Los papás no son eternos y tampoco existen repeticiones, papá sólo hay uno.

  1. Honra a tu papá aún cuando ya no está contigo

 

Honrar a papá aún cuando ya no está con nosotras es una tarea que dice mucho más de nosotras como seres humanos que de ellos, la Biblia que para mí es un libro lleno de sabiduría expresa que honremos a nuestros padres, esa frase no nos dice que les honremos si fue o es bueno o malo, simplemente hónralo, eso quiere decir le des valor, respeto y obediencia a quien te dio la vida o sencillamente invirtió su tiempo en criarte y cuidarte. Guardar la memoria de nuestro padre va más allá de un deber, es una extraordinaria acción que nos sensibiliza y nos llena de amor y satisfacción. Honrar a papá sana el alma, el corazón y los pensamientos. Cuando cerramos acertadamente un ciclo y nos despedimos de un ser amado, no les estamos enterrando, estamos transformando a ese ser en un recuerdo que nos motiva, nos alegra y nos hace apreciar la vida con más pasión y con más ganas de dejar una huella eterna en el recuerdo de otras personas.

 

Recuerda que los duelos son necesarios, las almas duelen y dolerán por mucho tiempo, tal vez te preguntes por qué tuvo que irse tan pronto o por qué me dejó cuando más lo necesitaba, esto es parte del duelo pero deberás ser intencional en seguir adelante con los recuerdos positivos que él dejó en ti y avanzar para llevar su nombre en alto aún cuando ya no está presente en ésta tierra. Comparto un texto que se encuentra en la Biblia dónde dice que son ¡Bienaventurados los muertos que de aquí en adelante mueren en el Señor!”, “para que descansen de sus arduos trabajos; pues sus obras les seguirán”, Apocalipsis 14:13. Lo que hayan hecho en la tierra les seguirá siempre incluso estando muertos, es una frase para que juntas o juntos meditemos en esto, qué estamos haciendo hoy día para dejar nuestra huella?, Qué dirá nuestra lápida cuando nos toque morir?, Qué dirán nuestros hijos o hijas cuando ya no estemos con ellos?, Dejaremos huellas de valor o nuestros seres queridos quedarán sin palabras porque no fuimos lo suficientemente buenos en vida? Es hora de que construyas el futuro sobre la forma en que deseas que te recuerden, nunca es tarde para comenzar, es el momento de dejar huellas y seguir siendo un papá o una mamá del cuál muchos puedan hablar y aún trascender a pesar de los años. Feliz día del padre!

Instagram @rositagalactica

Twitter @rositagalactic

Facebook: Rosa Montoya de Barazarte

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión