Mujer con Visión: Raquel Leal, fundadora de Latinas Time

Mujeres con Visión entrevista a Raquel Leal, fundadora y directora de Latinas Time.

MCV: Háblanos un poco sobre tu formación académica y profesional en Venezuela.

RL: Primeramente quiero agradecerles la oportunidad de abrir un espacio para Latinas Time y la mujer latina en general que hace historia y que esta comprometida con un cambio desde sus raíces.

En Venezuela me gradué como Abogada en 1999, desde pequeña me ha llamado la atención el servir a la comunidad, a quienes me rodean y teniendo como ejemplo a mi madre que es abogada también, vi en el Derecho una manera de poder ayudar a las personas a navegar el sistema judicial resolviendo los temas legales que necesitaban, sin embargo, por ser una mujer multipotencial, me prepare además en Derechos Humanos, Violencia contra la mujer y la infancia, emprendimiento, teología de la niñez y en otra cantidad de cursos, talleres y entrenamientos de todas esas áreas que me causaban y causan curiosidad, que me apasionan, estoy en un constante aprendizaje y en constante formación.

MCV: ¿A qué te dedicas hoy día?

RL: Hoy día trabajo como Victim Advocate o Intercesora de Victimas de Violencia para la YWCA Knoxville & the Tennessee Valley, mi trabajo, aunque se aleja del mundo de las leyes esta a la vez relacionado, pues ayudo a victimas de violencia domestica, sobre todo latinas o de habla hispana, a navegar el sistema legal, a caminar con ellas durante el duro proceso de comprender que se esta viviendo una relación toxica dándoles herramientas para que se empoderen, es decir, que reconozcan dentro de ellas mismas que son mas fuertes de lo que creen y que pueden aprender a decidir por ellas mismas lo mejor para ellas y sus hijos, además, dirijo un grupo de apoyo semanal en el que hablamos sobre como superar el trauma y tocamos diferentes temas de acuerdo a la necesidad del grupo, como estima propia, ética, amistad, presupuesto, entre otros. A la par, llevo adelante proyectos comunitarios y dedica gran parte de mi tiempo librea LATINAS TIME, creando actividades, conectando mujeres, mentoreando, formando un equipo de trabajo y estudiando las necesidades de la comunidad de latinas para buscar la manera de aportar ideas y herramientas para solventarlas.

MCV: ¿Por qué viniste a los Estados Unidos?

RL: La crisis económica y de valores reinante en Venezuela, además de la falta de oportunidades, la violencia desmedida y la impunidad son algunos de los motivos que nos hicieron tomar la decisión de dejar nuestro amado país para echar raíces en USA. No fue para nada fácil, soy una mujer apasionada por lo que siento es lo correcto, en ese tiempo en que conversaba con mi esposo como saldríamos adelante cuando veíamos tanta necesidad y carencia dentro de nuestro hogar y en todo lo que nos rodeaba, me propuse hacer incidencia publica, escribir, hablar y organizar espacios donde se pudiera hablar sobre lo que estaba sucediendo políticamente para crear un despertar en quienes me rodeaban, no fue un trabajo que hice sola y debo reconocer a Mayela Carrillo de la fundación No Permitas Malos Tratos por ser mi mentora y abrir mi corazón al activismo incluso desde un teclado, ese año, 2017, fue en el que me comprometí a hacer por mi país, pero no funciono como lo esperaba. Decidimos emigrar por muchas razones personalísimas, y la decisión de hacerlo a USA fue primeramente porque conocíamos una familia quien nos recibió de brazos y corazones abiertos, segundo vimos que aquí nuestros hijos podrían ver un mundo de posibilidades diferentes y tercero, queríamos dominar el idioma, ser bilingües para aportar lo mejor de nosotros a la sociedad.

MCV: ¿Cuáles son los retos más grandes que has enfrentado en tu proceso migratorio?

RL: El primero fue la adaptación a una nueva cultura, venimos con valores culturales de nuestros países y el proceso de deconstruirlos puede resultar fuerte y agotador, por eso quisimos sumergirnos en la cultura para descubrir lo que adoptaríamos para nosotros como individuos y como familia, lo tomamos como una aventura que aun disfrutamos; otro reto fue el idioma, ningún curso de ingles nos preparó para lo que sería el poder comunicarnos con otros, fue todo un reto porque lo que veíamos como una meta antes de venir se convirtió en un dolor de cabeza literalmente cada noche, pero también es un reto que estamos superando. Echar raíces ha sido un reto también, no es un tema oculto el racismo que existe en todas las comunidades, gracias a Dios no nos ha tocado vivir un episodio tan desagradable, sin embargo conocemos latinos que han sido menospreciados y mal tratados por su aspecto incluso habiendo nacido aquí, el reto entonces ha sido des satanizar el cómo nos ven como latinos, por donde paso dejo claro que una persona buena o mala no es definida por su raza, credo, color de piel o procedencia, la raza humana es la que impera y ahí entramos todos.

MCV: ¿Cómo defines a una mujer con visión?

RL: Una mujer con visión es aquella que tiene aspiraciones, metas, sueños y objetivos claros, y, que no solo los tiene en su mente, corazón y agenda, sino que se mueve para lograrlos. Esta mujer además inspira y anima a otras personas a tener una visión propia, no se queda con su antorcha encendida y escondida, sino que comparte de su luz con otras para encenderlas y hacer de esa luz un colectivo.

MCV: ¿Cómo surgió la idea de Latinas Time?

RL: Como les dije anteriormente, mi proceso de adaptación en esta nueva cultura fue retador, tuve mis momentos de decirme ¿Qué hago aquí? No había un sentido más allá del de “calidad de vida” en mi corazón, tenía personas que había empezado a conocer e hice muy buenas amigas que me recibieron para navegar la cultura pero que solo hablan ingles, me sentía querida y valorada, pero mi corazón necesitaba hablar en su lenguaje natural: español. Así, fui desempolvando sueños que traía desde Venezuela y decidí conectarme con mujeres latinas que yo veía aportando a la comunidad, una de ellas me animó a reunir a mujeres y me apoyó en la primera reunión que hicimos en octubre del 2018, hicimos una imagen bonita y la compartí por las redes sociales, esperaba unas 8 mujeres delas cuales solo conocía a 3, y para mi sorpresa 18 mujeres llegaron al lugar pequeñito que habíamos reservado, no podía creerlo, ahí fue la primera vez que entendí que DEBEMOS CELEBRAR NUESTRAS DIFERENCIAS, POR QUE SON LAS QUE NOS UNEN, algo que repito en cada actividad, todas tenemos diferentes procedencias, diferente cultura, diferentes creencias y valores, pero muy en el fondo somos iguales, con carencias y virtudes, con miedos y sueños, por qué entonces no iniciar un movimiento para mujeres latinas en el Este de Tennessee en el que la mujer, que como yo se sintió desenraizada, con miedos, con ansiedad y desubicada, pueda sentir que PERTENECE, y ese es para mi uno de los puntos más fuertes, sentir que aquí todas pertenecemos, todas crecemos y todas nos apoyamos. Hoy día somos más de 40 mujeres en el área de Knoxville y 2900 a nivel mundial.

MCV: ¿Cuál es tu visión del rol de la mujer latina en la sociedad actual de los Estados Unidos?

RL: Para mí muy en lo personal, siento que nuestro rol es el de aportar y dar color donde sea que estemos ubicadas. Yo parto de la idea de que TODA MUJER ES LIDER y esa es otra frase que siempre uso, debemos descubrir ese liderazgo y apropiarnos de él para ejercerlo sabiamente, de esa manera podremos aportar de nuestro conocimiento, cultura y valor a la sociedad estadounidense cuyas bases fueron constituidas por oleadas de inmigrantes británicos y se ha caracterizado por la libertad. Nuestro rol es el de ser la voz de toda una comunidad que fortalece este país por sus diferencias.

MCV: ¿Cuáles son los retos que enfrenta la mujer latina en esta sociedad?

RL: Como mujeres latinas tenemos muchos retos, podría enumerar un par de docenas, pero quiero resaltar algunos, el primero sería el de romper el pensamiento de la sumisión que nos impide desarrollarnos a plenitud, nos han enseñado que “detrás de un hombre exitoso hay una gran mujer” nunca a su lado, delante o sola; “calladita te ves más bonita” y ¿cómo puedo ser la voz de mi gente si no se me permite expresar lo que pienso, creo y opino?, “para ser bella hay que ver estrellas” una vez más la belleza por sobre lo que soy y sumando a esto el tener que sufrir por lograrlo, necesitamos ser las protagonistas de la historia a nuestra manera y con todo lo que somos, es tiempo de salir de detrás de los bastidores.

Otro reto, ser mujeres 4x4, todo terreno para “demostrar” que podemos tener grandes logros y así poder ser colocadas en puestos de liderazgo, de dirección o de control de procesos, esto es ¡AGOTADOR!, vivir para demostrar mi valía y no para disfrutarla.

Un último reto, vivir una vida libre de violencia, hemos hecho parte de nuestra cultura actos de violencia y de microviolencia, la violencia contra la mujer es un tema que pareciera no tener fin, vemos cada día como las cifras van en aumento, feminicidios, amenazas, violencia psicológica, sexual, financiera, física y verbal que no solo provienen de una pareja, sentirnos seguras de salir, de vestir, de estudiar, de crear, de surgir y de prosperar más allá del techo de cristal al que nos hemos acostumbrado y no superamos.

MCV: ¿Qué te mueve a continuar este proyecto a pesar de las dificultades?

RL: Quiero ser parte del cambio en la sociedad y el mundo, no soy la única mujer dejando huellas, hay millones y quiero ser parte de ellas, me cansé de permanecer en silencio viendo como otros promovían el cambio o lo hacían, me siento ambiciosa en este punto, quiero cada día más, mas mujeres reconociendo su valor, más mujeres elevando sus voces para generar un cambio positivo y que se mantenga en el tiempo; me mueve mi hija y su generación, ellas son la generación de hoy que debe aprender a liderar para generar cambios y disfrutar los que les dejemos sembrados. Me mueven esas personas que no se rindieron jamás cuando me convertí en mi peor enemiga, el proceso de conocerme y entender mi llamado no fue fácil, ellos jamás se cansaron de decirme TÚ SI PUEDES, ahora yo seré eso para alguien más, una fuente inagotable de amor y ánimo.

MCV: ¿Cuáles son los proyectos actuales de LT?

RL: Actualmente estamos en una re-organización de metas y objetivos, nuestra visión de empoderar a la mujer latina para que reconozca su valor y liderazgo en el lugar que esté, la desarrollamos en actividades pequeñas, continuaremos con los Empowering Latina Women, cuatro por año, en este momento nuestro tema es TIEMPO DE FLORECER, animando a cada mujer a que sea floricultora de su alma, que prepare la tierra para colocar en ella semillas cuyas flores y frutos podrá ver, disfrutar y compartir. Tenemos video-talleres organizados a través de ZOOM hasta el mes de junio y también realizamosFacebook Live con temas que tienen que ver con el florecimiento del alma, en verdad le hemos puesto corazón a la programación.

Tengo un maravilloso equipo de trabajo, me apoyan incondicionalmente y son los que realmente hacen caminar o correr las ideas que traigo a cada reunión, son primeramente mi esposo Oswaldo Alvarez quien me apoya incondicionalmente creyendo en este sueño mío y que armado de paciencia escucha cada idea antes de llevarla al Team de Programación de Eventos compuesto por Lulú Padilla, Alexandra Benítez, Yorya Pérez, Angélica Amaya, Rosy Bautista y para el Chapter Nashville Ana María Castañeda.

MCV: ¿Cuáles son las metas de LT a mediano y largo plazo?

RL: Mi meta a mediano plazo es la de tener dos programas pilares del empoderamiento de la mujer latina, el primero, es un programa de Liderazgo, en el que toda mujer descubrirá qué tipo de líder es y como puede desarrollar ese liderazgo desde la plataforma donde se encuentre, el segundo, un programa de empoderamiento financiero, en el que se enseñarán herramientas para el buen manejo de las finanzas, emprendimiento, trabajo en equipo y más, además, queremos ser una organización donde la mujer pueda sentirse apoyada y además encontrar mentoras en las diferentes áreas de su vida, para ello, nos apoyaremos en la fundación para la cual soy embajadora internacional MUJERES QUE AVANZAN , ubicada en Córdoba, Argentina y dirigida por su fundadora Andrea Cordones. Y a largo plazo, es ser una organización reconocida como una plataforma que catapulta mujeres a la realización de sus sueños y metas, promoviendo las relaciones sanas entre mujeres, el apoyo mutuo y el crecimiento colectivo. Se vienen muchas cosas buenas para la mujer latina de parte de nosotros.

MCV: ¿Cuál en tu meta personal a largo plazo?

RL: Ser vocera de los logros, necesidades y la realidad de la comunidad Latina en USA, especialmente de mujeres y niñas, en diferentes ámbitos, político, socio-cultural, religioso y empresarial; y así ser un ejemplo para otras mujeres que aspiran generar un cambio positivo en este mundo cualquiera que sea su tarima.

MCV: ¿Que quieres dejar como legado?

RL: Como dije, quiero encender las antorchas de todos aquellas mujeres y hombres que sienten que no son suficientemente buenos para algo, todos tenemos un llamado al que atender y una vez que lo descubrimos e internalizamos, la vocecita en nuestro pensamiento no nos dejará en paz, ya sea para alentarnos o para desanimarnos, saber escuchar esa voz y creerle al autor de nuestros sueños y Creador es lo primordial, quiero dejar una huella de solidaridad, compasión y amor indeleble para quien camine sobre mis pasos luego en el logro de sus metas, y finalmente, dejar un movimiento que perdure en el tiempo, que Latinas Time no se desvanezca cuando deje este mundo, sino que continúe en manos de esas mujeres, niñas hoy, que empoderemos desde hoy. Siempre sueño en grande, por eso voy pisando con cuidado para que esas huellas perduren.

Email: latinastime@gmail.com

Instagram: @latinastime_tn

Facebook: Latinas Time

Teléfono: 865-7659953

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión