MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Mi compromiso

Desde pequeña, sentía ese compromiso de ayudar a mis compañeros de clase. No era un compromiso por obligación si no un compromiso genuino de ayudar, particularmente a compañeros que tenían alguna dificultad en su aprendizaje. Recuerdo que en primer grado estudiaba una chica con diagnóstico de Síndrome Down, todos los días la ayudaba con sus tareas, hasta que me convertí en su “amiga especial” asignada por la maestra. Tenía un deseo incansable por verla pasar materias y exámenes. Ella, una niña sonriente, con ganas de aprender, siempre dando lo mejor de ella, mostrando siempre gran independencia. Su mamá, una señora agradecida por toda la ayuda que le brindaba a su hija. Y así pasaron los años y seguí siendo su “amiga especial”. Mi pasión de ayudar era tanta que comencé a brindar tutorías en mi casa, a bajo costo, luego que salía de la escuela. Así estuve por muchos años y no lo hacia por necesidad si no porque quería aportar con mi granito a los estudiantes que tuvieran alguna dificultad en alguna materia. Y así lo hice por más de 10 años.

 

Desde niña me hacían la misma pregunta ¿qué quería ser cuando grande?, pues en muchas ocasiones dije que quería ser Pediatra, otras veces Médico Veterinario, hasta llegué a decir que quería ser Quiropráctico. Pero siempre mi corazón decía que quería ejercer una profesión que involucraran niños y que de cierta manera ayudara. A los 14 años comencé a hacer búsquedas en internet sobre distintas profesiones relacionadas a la salud, y niños hasta que encontré la profesión que llamó mi atención y que con tan solo 14 años ya había decidido mi carrera universitaria a estudiar. Decidí que quería convertirme en Terapista del Habla y Lenguaje, y ya en mi ultimo año de “High School” ya tenía mi plan. Y así fue, me gradué de la universidad, obtuve mi licencia profesional y rápidamente conseguí trabajo, cabe destacar que nunca dejé de ofrecer tutorías, mientras estaba en la universidad, aunque no tenia mucho tiempo, siempre lo ajustaba para poder ofrecer tutorías a los chicos que tanto lo necesitaban, así cuando comencé a trabajar como Terapista del Habla y Lenguaje, salía de la oficina para ofrecer tutorías en mi casa. Nunca me cansé, y nunca me he cansado, porque mi compromiso y pasión con estos chiquitines, ya sea en tutoría o terapia han podido más que el cansancio y las pocas horas . Por que me apasiona lo que hago, porque nunca me canso. Siempre busco como reinventarme, aprender cosas nuevas, técnicas nuevas para mis chicos.


Solía ​​pasar horas tratando de encontrar sesión de terapia  perfecta, laminar y preparar todos los materiales, y entrar a la sesión sin estar seguro de que funcionaría. Una vez que comencé a usar actividades divertidas y funcionales que eran perfectas para mis chicos, planificar se hizo fácil y divertido y la emoción de verlos disfrutar y beneficiarles de mis creaciones. Y por eso decidí crear un canal de “Youtube” , una página en “Facebook” e “Instagram” con el fin de ayudar a los padres, y brindar mis ideas a colegas sobre mis conocimientos y mi pasión. Me gusta crear actividades y compartirlas. ¡Amo lo que hago y quiero transmitir esa pasión a mis colegas y padres! ¡Disfruto creando productos y compartiendo ideas!

 

Nuestro trabajo, como terapistas puede ser emocionante, pero desafiante. ¡Estoy aquí para ayudar a mantener esa emoción! Estoy aquí para ayudar y brindar mis ideas con el que lo necesite! ¡Porque este es mi compromiso!

 

Lcda. Tatiana S. Feliciano B.S THL

Terapista del Habla y Lenguaje

Egresada de la Universidad Carlos Albizu San Juan, Puerto Rico. Con  Bachillerato en Ciencias en Terapia del Habla y Lenguaje.

Sobre 5 años de experiencia profesional.

Residente actual de Brooklyn, New York.

 

Contactos:

Facebook: Inspire Therapy Source

      Instagram: its.inspiretherapy

      Youtube: Inspire Therapy

      Email: inspire.therapy.ot.thl@gmail.com

       

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload