MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

este abismo canta grietas

este abismo canta grietas

 

 

resisto

este abismo canta grietas

por el que caen los trocitos de mí

hacia las ventanas cerradas de mis manos

otros, impregnados de ojos y torturas,

se incrustan en las esquinas de mi habitación

los observo para que no vuelvan a mí

arrinconada los dejo ir, no tengo destino

mi mente es una telaraña cansada y raída 

cada vez que quebró mi rostro y mi sexo 

cada vez como mi sangre y palabras

sí, él me rompió la cabeza y el vientre

intento entender por qué me pegaba

fractura craneal, desgarro uterino, daños irreversibles,  

mi niña murió, me convertí en su memoria

niña libre, niña madre, niña feliz, eterna

 

tregua

este abismo amnesia los golpes

en la foto 5 x 7 

él no está, ella, tal vez yo misma

lo recortó cuando me pegó

los huesos rotos masticaron mi masa encefálica

dicen que soy catatonia de hembra ¿quién soy?

soy tú que no naciste, somos nosotras,

dicen que las mujeres nacieron para estar solas

somos un papelito amarillo mi nombre y el suyo,

hoy balbuceo ma má, ven, ma má, ven

tengo una careta de vieja cuando me miro, 

espejándome labios ojos manos 

ella me sonríe y dice mami, soy tu hija

me desviste, me mete en la bañera

y río mientras cae el agua sobre mi espalda 

como lluvia sobre mujeres de papel

 

empoderada 

mañana ya no tendré nombre

ni seré esa muñeca perdida calendario tras calendario

seré astronauta o poeta, seré niña otra vez

chapoteando cada recuerdo de esa mujer de la foto

hasta quedar acurrucada en el último olvido y desaparecer

ma má, ven, ma má, vencí los abismos

ella me sonríe y dice mami, soy tu hija

abrázame fuerte, que hoy no hay clase

me enseña la foto y aplaudo risas

somos pedacitos de sueños perdidos

como lágrimas en la lluvia

ma má, me digo frente al espejo

sé que no existe él te mató en mí

pero te invento cada día que muero

hoy soy confeti con letras, 

y mañana, silencio

Ana Maria Fuster Lavin

Del poemario inédito:  

 Somos [las cosas perdidas en el silencio]

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload