"No soy la mujer maravilla, pero soy una maravilla de mujer"

Durante este mes se cumplen apenas 4 meses de haberme convertido en editora de esta revista. Comencé con entusiasmo, emoción, pero también miedos. Sabía que me estaría enfrentando a situaciones donde tendría que retarme, y ese era parte del objetivo cuando le dije sí al puesto de edición, ¡quería atreverme a enfrentar miedos! Apenas dije Sí, ya había fecha para la primera aventura, esta con Ríos, charcas y cascadas de Puerto Rico. El plan fue visitar el Cañón Blanco en Utuado.


Ese día pude conocer un grupo muy ameno de mujeres que estaban celebrando el cumpleaños de Taty. Recuerdo que conocí en el baño de Walgreens de Utuado, mientras esperábamos para irnos. Una mujer muy carismática y amigable que tuve la oportunidad de conocer más a través de todo el viaje. Siempre se sacaba fotos, bellísimas, se reía y vivía la excursión a plenitud, era un placer tenerla cerca. Luego de ese día le hablé y pedí que me contara un poco de sus experiencias y porque le gustaba tanto irse a aventurar por la isla. Aquí lo que Taty me contestó:


"Bueno comienzo por decirte que son muchas las aventuras que he vivido junto a gente maravillosa, cuevas, playas, rios, rapelling, bodyrafting hasta por el aire, me monte en una cabra loca, bueno así me dijeron que se llamaba. Todo esto superando miedos que desde pequeña me habían creado. Y me propuse superar cada uno de ellos. Algunos de ellos ya han sido superados, pero que faltan. Luego de de superar alguno de ellos me he sentido súper, al nivel que tengo un lema en mi casco. "No soy la mujer maravilla pero soy una maravilla de mujer".

Caminar por una vereda a solas me da el espacio de conectar con la naturaleza, reflexionar y tengo el espacio de sacar a la niña que esta dentro de mi. A sido una experiencia tan gratificante que otras amigas me dicen, "yo quiero hacer lo que tú haces,¡te vez feliz! Y eso me llena de alegría. Poder poner mi granito de arena en amigas que están pasando por momentos duros y llevarlas a vivir mi estilo de vida y cuando se termina el trip me dicen: "Wow Taty que brutal, nunca pensé que sería tan espectacular". Nada más pensar que en ese momento dejó su tristeza a un lado, me llena de felicidad. Me he tenido que arriesgar muchas veces a ser la primera y aunque esté muerta del miedo, lo hago. He aprendido a que cada segundo de mi vida es una aventura. Que mi futuro es hoy.

Y para que puedas entender todo lo antes expresado, tienes que saber su porque. Zair yo soy una sobreviviente de cáncer y al momento en que esa grave enfermedad llegó a mi vida pude entender que la vida era ahora no mañana. Empecé a disfrutar el canto de los pajaritos, a escuchar un gallo cantar, sentir el viento en la cara. Cada día que pasaba con esa enfermedad me hacía tantas preguntas. ¿Porqué a mí? Pero Dios cumplió su promesa y le dio el placer de poner su mano poderosa sobre mi cuerpo e hizo el milagro de sanarme. Un testimonio de vida. Dios sana y es real. Ahora puedes entender el porque mi vida es una aventura, porque es risas, porque es felicidad porque bailo salsa en una pizzería y no me importa que me vean y me digan que estoy loca. Porque la segunda oportunidad que Dios me dio me la voy a gozar. Solo se dar lo que el me dio: AMOR. Olvide decirte que las personas que e conocido en cada aventura se han convertido en familia. A diario nos conectamos en un chat que tenemos. Ahí posteamos nuestras próximas aventuras, las fotos y el bulling del día. Cuando nos reunimos, lo primero que hacemos es un beso y un abrazo y ahí comienza la risa, risa hasta que nos duela la pipa. Tenemos de todas las profesiones en el grupo, pero en ese momento los títulos no valen. Prevalece la humildad y los deseos de pasarla bien.


Todxs llevan meriendas que podamos compartir, siempre me llevan cameo jajajaja. Desde el primer día les dije que no me trataran de entender, que simplemente me amaran y así lo han hecho. Amamos nuestros defectos pues como somos, somos perfectos. Hemos aprendido a trabajar en equipo, hemos integrado a nuestros hijos a nuestras aventuras como pudiste ver mi comadre con las dos nenas. Su experiencia es a otro nivel. Y hemos hecho un equipo ganador. Hemos enseñado con nuestros ejemplos y creado seguridad y confianza en ellos. Cada fin de semana conocemos gente con las mismas ganas de vivir y eso nos pompea más."


Leí esto y mis ojos se llenaron de lágrimas. Una mujer fuerte, valiente, atrevida, una maravilla de mujer. En Taty pude reconocer que, a pesar de que mi historia no se compara con la de ella, yo también tengo miedos que estoy y seguiré venciendo. En tan solo 4 meses me he atrevido a recorrer puentes o tirarme de lugares que a principio de año hubieran resultado en ataques de pánico o mínimo dos o tres lágrimas. En 4 meses me siento más segura en las alturas, algo que siempre me ha causado pánico, y he hecho recorridos que jamás pensé que sería capaz de hacer. Para muchos pueden ser boberías de cosas, pero para mí han sido grandes logros.


¡Gracias Taty! Gracias por mostrarme que hay que tomarse la vida como una aventura, sin pensar mucho las cosas, porque después me puedo arrepentir. Gracias por dejarme saber que sin importar cuan difícil está la vida, siempre se puede sonreír y bailar en las pizzerías. Que tu aventura perdure muchos años más y continúes llevando sonrisas a todos los que tienen en placer de conocerte. ¡Mil Bendiciones!

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión