Aventura en Utuado: el Cañón Blanco y el Jauca, parte II


Los puertorriqueños tenemos una calidad distintiva. Somos, mucho más que otras culturas, personas inclinadas a la hermandad. Dentro y fuera de la Isla podemos apreciar esta cualidad que nos hace seres muy valiosos, imprescindibles en momentos en que las sociedades está separándose por muchas razones.

Tito nos invitó a visitar el Cañón Blanco y el Río Jauca de Utuado junto a su grupo Ríos, Charcas y Cascadas de Puerto Rico (RCC). Hace casi exactamente dos años habíamos realizado esa misma aventura como parte de Puerto Rico Es, pero en aquella ocasión la lluvia nos cortó la fiesta temprano. Esta vez fuimos con la revista Mujeres con Visión y su Editora de Turismo, Zair Dalí Torres. El grupo que acompañaba a Tito era totalmente distinto. Ni una sola cara de las que fueron en el 2015.

Para muchas personas, encontrarse con gente nueva es ocasión de estrés o timidez, pero no cuando viajas con Tito. Fiel a lo que ha sido su modus operandi en las actividades que hemos compartido, la cosa arrancó con un japi beldei para Taty, que celebraba sus 15 con el grupo. Entre canciones, gritería y bizcocho, comenzamos la travesía.

Cuando mezclamos charquerxs de corazón con un río turbio y muchísimas rocas grandes y pequeñas, obtenemos una receta para risas y aventuras de todos colores. Hubo muchos resbalones (ninguno serio) y a cada rato escuchábamos a Tito o a otros del grupo gritar “¡con estilo!”, señal de que alguien había doblado rodillas en el agua o en alguna piedra. Yo, ni corto ni perezoso, fui objeto de uno de esos gritos…

Captar una aventura detrás del lente es un ejercicio singular. Aparte de disfrutar las vistas y los detalles del recorrido, tengo la oportunidad de compartir más de cerca con lxs participantes. Eso provoca muchas interacciones que enriquecen la experiencia. Así, conocí dos viajes del mundo, una quinceañera súper simpática y llena de vida, una familia hermosa que disfrutó al máximo la travesía, dos masajistas aventureras, un charquero que le puede hacer las vacaciones a Tito y muchas otras personas que, desde sus distintos puntos de vista, llenan el día de historias y conocimientos variados. Pero, sobre todo, toqué de cerca el calor humano de lxs boricuas.

Ahora, contemplando las fotos del día y preparando el artículo para Mujeres con Visión, siento un orgullo profundo de mi gente, de las banderas que se asomaban en todos los recodos del camino andado y de la pasión que mueve a mujeres y hombres de esta tierra a vivir sanamente, con profundo respeto y camaradería, lo mejor de nuestra naturaleza. Desde el Cañón Blanco hasta La Lavadora pude apreciar cómo se formaban lazos de amistad, cómo se engrana, se teje, nuestra fibra de pueblo.

Agradezco a Tito y a su grupo, y a Mujeres con Visión, permitirme ser parte de una aventura vital, de una verdadera vivencia. Las viejas amistades, en Puerto Rico, se forman en un ratito. ¡Gracias a todxs los que me dejaron entrar en su mundo!

Nota:

El Cañón Blanco y el Jauca, ubicados en el Barrio Paso Palmas de Utuado, son un tesoro natural e histórico de nuestro pueblo. El río tiene una vistas impresionantes del Cerro Morales y una diversidad geológica asombrosa. A eso debe añadirse que las rocas dentro y en las orillas del río presentan decenas de petroglifos de nuestros taínos, obras que sirven de ventana a la tierra borincana de hace más de medio milenio. Caminar entre ellos y apreciarles de cerca es un orgullo, una experiencia profunda de identificación con nuestra tierra.

Mujeres con Visión y Ríos, Charcas y Cascadas de Puerto Rico invitan a todxs a conocer estas maravillas naturales, pidiendo encarecidamente que lo hagamos respetando la naturaleza y conservando nuestra historia. Conocer es crecer y disfrutar nuestra tierra es amarla. Hagámoslo responsablemente para que nos llevemos fotos y recuerdos, y podamos contar historias que otrxs puedan vivir cuando haya pasado el próximo medio milenio.

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión