MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

La Mediación como método restaurativo en la solución de conflictos de Familia

 

Nuestros hogares se componen de personas (Padres, hijos, abuelos y otros familiares) que aunque viven juntos, están equiparados con diferentes formas de pensar y actuar, y a éstos añadimos los patrones de crianza y las relaciones que mantienen entre sí.

 

Los conflictos son inevitables para todos, más cuando se dan en el entorno familiar donde cada miembro tiene que lidiar con:

 

  • Situaciones económicas

  • Conflictos de comunicación entre padres

  • Conflictos de comunicación entre hermanos

  • Conflictos de  comunicación entre padres e hijos

  • Problemas escolares

  • Etapa de hijos adolescentes

  • Enfermedades de familiares

  • Otros

 

Es precisamente en algunos de estos escenarios que se pueden presentar una alta tensión, ansiedad, frustración, coraje y otras emociones, desencadenando en situaciones difíciles que resulten en violencia intrafamiliar, violencia entre la pareja, separación y/o divorcio. Cuando las emociones se apoderan de las personas, y no se manejan de la forma más adecuada, ocurren comportamientos que bien podrían lastimar a los miembros de la familia.

 

¿Cómo la Mediación contribuye a buscar soluciones en el escenario familiar?

 

El proceso de Mediación ofrecerá un ambiente apropiado para que los miembros de la familia puedan expresarse y exponer sus partes, sin tener que entrar en tensión, ni violencia. Esto será posible con la ayuda del Mediador, quien será la persona imparcial que asistirá a las partes a que puedan trabajar en las soluciones para resolver sus diferencias. El Mediador trabajará con la familia “una negociación asistida”, a través de la Comunicación y el Diálogo, para poder llegar a acuerdos beneficiosos y aceptables para todos. Siempre llevará el proceso enfocado en las necesidades de las partes, y no de las posiciones que asuman. Lo más importante para el Mediador es: ¡Preservar la relación! 

 

La Mediación permitirá que cada miembro exponga sus sentimientos y que los mismos sean validados, a fin de poder trabajar las situaciones que están provocando el conflicto. Todos los esfuerzos, tanto por parte del Mediador como de los participantes, estarán dirigidos a dialogar sobre los conflictos, trabajar en las soluciones que ellos ofrecerán y al final  obtener acuerdos beneficiosos para los miembros. Una vez establecidos los acuerdos, serán revisados, transcritos, firmados por todos los miembros que participaron en el proceso y por el Mediador, y una copia se entregará a la familia. El contrato de los acuerdos tiene dos propósitos:

 

  • Los acuerdos son legalmente vinculantes

  • Explica a las partes su grado de compromiso con los acuerdos alcanzados   

 

La Mediación es una forma flexible de resolución de conflictos, que permite a las partes en disputa una solución previa a lo que hubiera constituido un litigio. La Mediación ofrece a las partes una oportunidad de ganar una mayor comprensión de su conflicto, y limitar el coste (tanto en tiempo como en dinero) que implica un procedimiento legal completo.

 

Importante en el proceso de Mediación de conflictos de Familia:

 

  • Voluntariedad: que los miembros participen de manera voluntaria y sin presiones.

  • Colaboración: se solicita a cada miembro que participe del proceso, ya que todos están motivados a resolver los problemas y alcanzar los mejores acuerdos.

  • Toma de decisiones: los participantes mantienen completa su capacidad de decisión y la posibilidad de oponerse a cualquier propuesta de acuerdo. Nada se impone.

  • Confidencialidad: la Mediación es Confidencial. Las conversaciones mantenidas durante el proceso, y todos los materiales utilizados para la Mediación no son utilizados (esto incluye al propio mediador) en ningún procedimiento legal posterior, por ninguna de las partes en conflicto.

  • Imparcialidad y mantenerse neutral: el Mediador tiene la responsabilidad de asistir a cada miembro y no puede favorecer los intereses de uno frente a los del otro, ni puede favorecer un resultado específico de la Mediación. Está éticamente obligado a reconocer cualquier desviación sustancial en el tratamiento de los aspectos del conflicto. El papel del Mediador es asegurarse de  que las partes alcanzan acuerdos de manera voluntaria, libre e informada, y nunca como consecuencia de coerción o intimidación.

 

No permitas que los conflictos destruyan tu familia, ni quebranten los lazos que les unen. Ante estas situaciones, utiliza Mediación para poder comunicarte y dialogar, siendo éste un proceso restaurativo y que ayude a preservar las relaciones.

"La Mediación minimiza lo que pasó en el pasado a favor de lo que va a suceder en el futuro.” –

 

 

Verania Butler, MSC/MFC

Mediadora Certificada M-2565

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload