Inspirando Bienestar: Tu cuerpo


“Mens sana in corpore sano”, decía el poeta romano Juvenal. Mente sana en cuerpo sano. Este principio, sin duda expresado en múltiples ocasiones antes de los romanos, sigue siendo la base para acercarse al estilo de vida que debemos aspirar. La ciencia actual reitera ese principio y le coloca como corolario del significado de la calidad de vida. No es coincidencia; todos sabemos que tener una mente sana y un cuerpo sano es el principio del disfrute de la vida y la base fundamental para ayudar a otros a lo mismo.

En Inspirando Bienestar decidimos comenzar por nuestros cuerpos, indicando otro principio básico de la salud holística: si tú no estás sana, es más difícil sanar a los demás. Por eso nuestra primera mirada es hacia dentro, hacia lo que somos físicamente. Aunque eso significa un ejercicio de la razón (mente), vamos a llevarlo primeramente al cuerpo. Para lograr beneficios rápidamente, comencemos con una serie de preguntas básicas. Cada una tiene una explicación de su alcance para efectos de este ejercicio.

  • ¿Te sientes bien? – por lo general, ¿tu cuerpo no tiene dolencias mayores o recurrentes?

  • ¿Las funciones de tu cuerpo están en buenas condiciones? – Duermes bien, vas al baño con la frecuencia necesaria

  • ¿Conoces las funciones óptimas de tu cuerpo? – Sabes determinar si algo anda mal antes de ir al médico? ¿Puedes prever cuando tu cuerpo pudiera comenzar a funcional mal?

  • ¿Te alimentas bien? – esto es comer con la frecuencia acostumbrada e incluir aquellos alimentos que hacen una dieta balanceada.

  • ¿Conoces las bases de una buena alimentación? – Hay grandes diferencias en la apreciación de lo que constituye una buena alimentación. Sin embargo, puedes acceder a información fidedigna sobre los alimentos que son básicos para una buena salud.

  • ¿Haces ejercicio? – Esto se refiere a ejercicio frecuente, no una vez al mes.

  • ¿Realizas diferentes funciones físicas durante el día? – Aquí debes analizar si tu trabajo y vida del hogar te colocan casi todo el tiempo sentada o parada, y si esas funciones son las mismas día tras día.

Dada la importancia de los temas relacionados con nuestro cuerpo, la complejidad de los asuntos relacionados y la inmensa cantidad de información disponible sobre el asunto (mucha de ella infundada o errónea), pretendemos ir poco a poco mostrándote cómo puedes apoyar a tu sistema en el camino a una mejor calidad de vida. En cada parte específica de este esfuerzo te daremos la oportunidad de que interactúes con nuestras consultoras de bienestar y obtengas información más a fondo sobre asuntos que te competen personalmente. Lo haremos porque reconocemos que no hay una varita mágica para resolver todo lo que enfrentamos y porque estamos seguras que mano a mano alcanzaremos las metas de bienestar trazadas.

“Sabes qué es lo mejor de todo? Que lo haremos naturalmente. Echaremos mano de las cosas que la propia naturaleza provee para que nuestros cuerpos se alimenten holísticamente y alcancen su balance en bienestar. Cuando descubras las riquezas que provee la naturaleza para nuestros cuerpos, estamos seguras de que buscarás que sean parte de toda tu experiencia vital.

Te invitamos a que nos acompañes en este fascinante recorrido por nuestro cuerpo. ¡Estamos seguras que descubrirás muchas formas nuevas de cuidarte y tener una mejor calidad de vida!

Para más información sobre nuestro proyecto Inspirando Bienestar, suscríbete a nuestros emails aquí.

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión