MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Práctica de Yoga segura y eficaz

January 6, 2017

Si te has estado topando últimamente con la idea de comenzar una práctica de yoga y no sabes qué esperar o cómo hacerlo, aquí te comparto algunas recomendaciones.

 

Normalmente el deseo surge porque llega recomendado por otras personas que ya practican y te has dado cuenta que estas personas manifiestan un genuino cambio hacia estilos de vida mucho mas tranquilos y saludables, con menos estrés. Lo primero que expresan es que hay una recuperación en la energía, que la vitalidad aumenta y con ello la movilidad, así como también el insomnio comienza a ser cosa del pasado y hasta resulta un excelente ejercicio que les ayuda a perder peso.  Además, llega a convertirse en un estilo de vida que promueve la salud y el bienestar del cuerpo, la mente y el espíritu.

 

En otros casos la sugerencia llega de la práctica por recomendación médica, ya que cada vez son más los profesionales de la salud que están recomendando esta práctica. Es importante saber que el Yoga es una ciencia milenaria, estudiada científicamente y recomendada porque muchísimos estudios demuestran que beneficia grandemente en diferentes aspectos a todo aquel que decide incursionar en la misma. 

 

Otro dato importante: antes de comenzar tu práctica debes saber que Yoga no es una religión, dogma o creencia en particular.  La práctica de Yoga es para todos, no se trata solo de ejercicios y posturas propias de una población. Todos podemos hacer Yoga, no importa la condición. Si respiras puedes hacer yoga, ya sea desde una silla o porque de primera intención por la falta de flexibilidad o por la edad no puedas practicar directamente desde el piso. Si este fuera el caso, paulatinamente con todo el caudal de beneficios que aporta y con una buena guía, en la gran mayoría de los casos se podrá llegar al piso. Con ello llegarán la fortaleza y la flexibilidad.

 

Recomendaciones a seguir para comenzar tu practica de Yoga:

 

1.  Lee acerca de las modalidades de Yoga o reúnete con personas que puedan darte recomendaciones basadas en su experiencia acerca del tipo de Yoga que más te convenga, según tu necesidad.

 

2. Busca un instructor cualificado y con el que resuenes, un salón de clases adecuado y un horario que te convenga. Si es en tu área, mucho mejor.

 

3.  Haz una cita contigo misma. Haz un compromiso leal y fiel hacia este tiempo exclusivo para tu crecimiento y enriquecimiento.

 

4. Comprométete inicialmente a visitar el espacio de Yoga al menos una vez en semana durante un mes, para que puedas experimentar los beneficios de esta disciplina.

 

5. Usa ropa adecuada para el ejercicio, cómprate un mat (estera) y los aditamentos básicos como bloques y cintas que facilitarán tu práctica en el comienzo, así como también una botella de agua reusable (asegúrate que sea BPA Free).

 

6. Simultáneamente, identifica un área en tu hogar para que puedas practicar lo aprendido en clase por lo menos 20 minutos diariamente.  El mejor momento suele ser en las mañanas antes de la rutina de trabajo o en las noches antes de ir a la cama. 

 

7. El espacio debe ser uno de silencio y ambientado tal vez con luz tenue o con velas, con un determinado aroma que contribuya a la relajación y que con la práctica se impregne tu energía y te llame diariamente a este encuentro con tu ser. Te sorprenderás como prontamente estos 20 minutos iniciales se transformaran hasta en una hora de práctica, convirtiéndose luego en un estilo de vida que promueve la paz, el balance y la felicidad.

 

8. Permítete ser guiado por el caudal de beneficios ilimitados que se desprenden de esta práctica que alude, además, a un cambio interno y que prontamente con voluntad y disciplina se manifestará en posibilidades infinitas de salud y bienestar.

 

9. Posteriormente estas sesiones de Yoga pueden ser realizadas en contacto con la naturaleza, ya sea en la playa, en el campo o en el jardín de tu casa.  Tu ser te guiará a ese lugar especial donde tu alma se sentirá a gusto.  Es importante que la superficie sea una firme y segura para que al igual que en el salón de clase tu postura sea una erguida y tu columna vertebral esté derecha y alineada para lograr una sutil conexión con la energía de la tierra y la del cielo, esas que asisten a la evolución de tu ser y a la expansión de tu conciencia.

 

10. Una vez ubicada, sentada con la columna vertebral alineada, comienza a practicar los movimientos sutiles, fluidos y de estiramiento que te brindan cada postura. Combínalos con una respiración profunda como aprendiste en clase, redirigiéndola desde el vientre hasta la cabeza a la misma vez que exhalas de forma lenta y expansiva, distribuyendo todo este caudal de energía a través de todas tus células. Permítete entrar en un universo de infinitas posibilidades. 

 

En las clases de Yoga aprenderás:

 

1. Introspección

Relajación & Conexión

 

2. Asanas & Pranayamas

Posturas, ejercicios integrados de estiramiento y respiración

 

3. Integración

Meditación

 

Algunas posturas básicas, sus nombres y beneficios:

 

 

 

Postura de "Sukhasana", postura o asana inicial para la intención o propósito. Postura de conexión, hacia donde le gustaría dirigir la energía que va a desarrollar durante la clase. Hacemos yoga con intención y propósito.

 

 

Somáticos fríos, las torsiones o "twist" se hacen de ambos lados con el mismo numero de respiraciones de cada lado, inicialmente son 3 respiraciones profundas de cada lado. Esto con el propósito de buscar balance en ambas partes del cuerpo.

 

 

Posturas de piso, continuamos con otras modificaciones torsiones o "twist". Esta postura en sánscrito se le conoce como Parivritta Marichyasana.

 

 

Posturas de piso, continuamos con estiramientos laterales mas profundos. Hasta aquí ya el cuerpo va entrando cada vez más en calor.

 

 

Posturas de Mesa o Intermedias. Aquí los somáticos son calientes. Entramos en mayor movimiento. Anclamos nuestro cuerpo distribuyendo el peso equitativamente, alineando las manos con los hombros y las rodillas con las caderas.

 

 

Cobra en sánscrito; su nombre es Bhujangasana. Ideal para el dolor de espalda baja.

 

 

Postura del perro boca abajo o en sánscrito Adho Mukha Svanassana. Se le conoce también como Downward Dog.

 

 

Triángulos o Parsvakonasana; posturas de balance.

 

 

Back bend, ayuda con el dolor de espalda baja.

 

 

Torsión de pie.

 

 

Back bend, estiramiento para flexionar espalda.

 

 

Pranamasana o postura de montaña para anclarnos y retomar la intención.

 

Pakarina del Campo es Master certificada en terapias alternativas como yoga, reiki, masaje y aromaterapia. Para más información, comunícate al Tel. 787-454-6440.

 

Pakarina Wellness Center at Cardiovascular San Juan -https://www.facebook.com/pakarinawellnesscardiovascularsanjuan/

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload