Una mirada a la comunidad Sorda en Puerto Rico: Identificando a una persona Sorda

¿Cómo puedo detectar o identificar una persona Sorda? Hagamos un ejercicio, mira a tu alrededor, en un lugar público y concurrido y trata de identificar una persona Sorda. Te darás cuenta que será una tarea difícil y casi imposible. ¿Por qué? Porque la sordera, no se puede detectar o percibir a simple vista, por lo tanto, es una discapacidad que pasa desapercibida e inadvertida. Salvo en aquellos casos, que veamos a las personas con audífonos, quizás porque es un familiar Sordo o conocido, y sobre todo, por el método de comunicación que utilizan. Es decir, el lenguaje de señas. Por consiguiente, entre la diversidad de discapacidades existentes, la sordera la han denominado como la discapacidad invisible.

Los problemas auditivos pueden aparecer en cualquier momento de nuestras vidas, desde el momento en que se nace hasta la adultez. Sus causas son variables, desde factores genéticos, por enfermedades, algunos síndromes, medicamentos y por accidentes, entre otros. De acuerdo a la Dra. Esther Martínez García, Especialista en Pediatría, el 80% de las sorderas infantiles están presentes en el nacimiento y el 95% de los niños sordos nacen en familias sin antecedentes de sordera. Lo que significa que la mayoría de los hijos sordos son de padres oyentes.

Diversos estudios revelan las diferencias existentes entre hijos Sordos de padres oyentes y los hijos Sordos de padres Sordos. ¿Cuál es el elemento significativo que los diferencia? Que los padres Sordos comparten con sus hijos Sordos el mismo lenguaje y por este medio de comunicación común, pueden expresar y explicar normas, valores, sentimientos, etc., mientras que los padres oyentes con hijos no oyentes los limitan a una enseñanza centrada en un lenguaje oral, la cual tiene que aprender con gran esfuerzo.

No obstante, como pueden observar, la detección a tiempo es sumamente importante, para disminuir el impacto de la sordera y que sus repercusiones sean menores en el aspecto cognitivo y social. De hecho, en Puerto Rico, el 19 de diciembre de 2003 se aprobó la Ley Núm. 311, conocida como Ley del Programa de Cernimiento Auditivo Neonatal Universal, con el propósito de realizar pruebas de intervención temprana a todos los recién nacidos antes de abandonar el hospital, para un diagnóstico temprano y adecuado.

Ahora bien, esta ley fue aprobada para el año 2003, la pregunta que nos hacemos es, ¿y en los años anteriores como hacían? Muchas son las historias que te pudiera contar, como por ejemplo, el caso típico de los padres utilizar una olla, o dejar caer un objeto, para ver si había alguna respuesta del bebe o infante. En otros casos, no se daban cuenta de que su hijo(a) era Sordo(a) hasta pasado buen tiempo. Esto es lo que le pasó a María y a Marta (nombres ficticios que utilizaré para proteger sus identidades). Ambas historias con características similares, que me dejaron perpleja. Porque tengo que reconocer y aceptar que hasta que no nos toca de cerca o por alguna razón de forma voluntaria o involuntaria entramos en el mundo de las personas Sordas, no conocemos sus realidades y las barreras que día a día tienen que enfrentar.

En el caso de María, sus padres proceden de un país carente de muchas necesidades y tienen una educación limitada. Mientras que los padres de Marta son de Puerto Rico y tenían más educación. Lo interesante e increíble de ambas historias es que los padres no sabían que sus hijas eran Sordas, o al menos lo descubrieron pasado un largo tiempo. Por ende, si los padres no lo sabían, Marta y María menos entendían su problemática. Entonces, ¿cómo se dan cuenta?, bueno, en la familia de María se enteran cuando llegan a Puerto Rico y comienza asistir a la escuela, porque mientras vivió en su país natal nunca asistió a ninguna. Inmediatamente, le pregunté la causa de su sordera y su respuesta fue sencilla: “no lo sé”, y ¿tu familia que te dicen?, “no me saben decir”.

La misma pregunta le hice a Marta, cuando la conocí en la iglesia a la cual ella asistía, ¿cómo tu mamá se percató que eras Sorda? La respuesta fue y parafraseo: “es que cuando mi mamá me llamaba la atención o me hablaba de frente yo le respondía, trataba de leerle los labios y por los gestos comprendía lo que me decían, cosa que no ocurría cuando me llamaban desde otra habitación”. Lo irónico, de este relato era que su mamá molesta al no ver respuesta de su hija le decía: “muchacha, ¿tú estás sorda?, te estoy llamando hace rato”. Naturalmente, al pasar el tiempo, se percataron que realmente tenían una hija Sorda. Lamentablemente, no tuve más tiempo para seguir indagando y obtener las respuestas de algunas lagunas que quedaron en mi mente.

Para concluirles esta historia, en mi breve interrogatorio con ambas, no podía faltar la pregunta, ¿cómo se comunicaban?, y me respondieron lo que la mayoría de los hijos Sordos con padres oyentes nos responden, “tenemos unos gestos básicos que inventamos en mi casa”. No obstante, posteriormente, cuando ingresaron a la escuela aprendieron el lenguaje de señas, hablar mediante terapia de habla, una con más elocuencia que la otra. Ambas con mucho esfuerzo terminaron su cuarto año, utilizaban labio lectura como recurso. Mientras que sus padres, hasta el presente no han aprendido su lenguaje.

Preguntas:

  • ¿La palabra Sordo(a), la “S” con letra mayúscula y la “s” con letra minúscula que representa?

En la escritura, el objetivo con letra mayúscula es una forma de establecer una diferencia entre el grupo de personas Sordas que reconocen la lengua de señas como su lengua natural. Es un reconocimiento de identidad de grupo. Mientras con minúscula se refiere a la condición auditiva de los que no pueden oír.

  • ¿Qué es la sordera?

La sordera es la dificultad del uso del sentido del oído por la pérdida de capacidad auditiva, sea total o parcial (hipoacusia) en un oído (unilateral) o en ambos (bilateral).

  • ¿Cuáles son algunos elementos que pueden afectar o influir en una persona Sorda en la adquisición del lenguaje oral?

El momento de la detección y diagnóstico. La edad es sumamente importante, como por ejemplo, en el caso de los niños, si la sordera la adquirió al momento de nacer o posteriormente cuando había adquirido el lenguaje oral.

También, la actitud que asuman los padres ante su hijo Sordo será determinante es su desarrollo posterior. Algunos padres tratan a sus hijos Sordos como si fueran oyentes y otros los sobreprotegen. Lo importante es buscar informarse y educarse desde el momento en que se detecta la sordera.

Por otro lado, dependerá del grado de la pérdida auditiva, porque el niño sordo con pérdida parcial (hipoacúsico) adquirirá el lenguaje oral con menores complicaciones que un niño con pérdida auditiva profunda. Imagínense tratar de adquirir un lenguaje hablado cuando no podemos escucharlo, definitivamente no será un lenguaje adquirido de forma natural y espontánea. No lo entenderá a menos que venga acompañado de gestos y expresiones corporales.

  • ¿Tengo un hijo Sordo, que hago?

Tranquilos, lo importante es informarse y educarse desde el momento en que lo detecta. Aceptar que su hijo(a) es sordo. Ambos aprender el lenguaje de señas.

  • ¿Los Sordos son diferentes que los oyentes?

Físicamente no los podemos detectar, la diferencia está en que son sordos y utilizan un lenguaje o modo de comunicación diferente al nuestro.

  • ¿Los Sordos pueden guiar?

Claro. En Puerto Rico se aprobó la Ley Núm. 68 del año 2012, una enmienda, que a petición de las personas sordas, su licencia incluirá su información personal y en adición la pérdida y el grado de la capacidad auditiva.

  • ¿Las personas Sordas pueden continuar estudiando en la universidad?

Dependerá de la instrucción y formación académica obtenida desde niños. Lamentablemente, en Puerto Rico el porcentaje es mínimo, todavía hay sordos que no saben leer y escribir.

  • ¿Los Sordos pueden sentir la música?

Sí. Si está la música a un volumen alto o están cerca de una bocina pueden sentir las vibraciones o si el piso es de madera.

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión