¿De qué regalos está cargado tu árbol de Navidad?

Hay distintas definiciones disponibles sobre lo que teóricamente es la familia sin dejar de mencionar las definiciones de cada persona desde su mapa, percepción y creencias. Me gusta mirar a la familia como un sistema donde sus integrantes se acompañan para lograr propósitos emocionales y financieros individuales. Es el grupo de apoyo que se integra para superar los desafíos que trae cada etapa del ciclo de la vida.


Al hablar de tradiciones considero importante preguntarnos: ¿Soy consciente de por qué sigo ciertas tradiciones? ¿Me identifico con ellas? ¿Con qué emoción me conectan? Entender la tradición que queremos replicar y transmitir a próximas generaciones es lo que hace que no pierdan sentido.


La Navidad es la tradición mundial que gira en torno a la alegría, el compartir en familia, con amigos o con quienes tenemos cerca, degustar platos y bebidas que solo repetimos una vez al año y encendemos un árbol de esperanza que trae regalos que llenan de ilusión el alma.


Emigrar a Panamá ha sido una caja de sorpresas inesperadas en un camino que en principio era incierto, donde me he permitido crecer de adentro hacia afuera, comprendiendo mi origen a través de la familia para hacer la mía propia, desde mis propias creencias, reconociendo mis límites y compartiendo acuerdos con mi compañero de vida en una cultura ambigua, hablamos el mismo idioma con mucho dialecto opuesto, gracioso, llamamos a una misma cosa de formas diferentes. Y aprendí incluso a apreciar una bandera que “no es la mía” y la mía propia.


Panamá me hizo decorar el arbolito de colores que “no son los acostumbrados”, rose gold es mi favorito hasta ahora, no he dejado de comer hallacas aunque no he tenido la oportunidad de hacerlas aquí, nunca aprendí, pues pensé que no haría falta. El tamal de olla es mi plato favorito navideño, no es sustito de la hallaca pero sabe casi-casi como las hallacas de mamá. Este año hice mi ponche crema casero (ron ponche panameño), diferente a todos los que tengo la costumbre de tomar. Sigo innovando mi Navidad año tras año, para que se parezca a lo que realmente disfruto, al legado que quiero dejar. Y desde esa búsqueda me doy cuenta que esta Navidad desde el mes de noviembre estoy celebrando, está siendo especialmente alegre porque la estoy disfrutando más, así mismo nostálgica porque estoy apreciando más.


Ahora voy a dejarte un regalo para tu árbol de Navidad asociado a un tema que me encanta: los acuerdos en la pareja. Aplica para, tradiciones, Navidad y todo lo demás. Si has elegido a una pareja para hacer familia con diferente cultura a la tuya es importante establecer acuerdos. Lo primero es entender que los acuerdos se logran aportando información de las necesidades personales con respeto, claridad y honestidad, cediendo desde la consideración y el amor hacia sí mismo y los demás. Lo segundo más importante de entender es que los acuerdos se vencen, por lo que hay que estar siempre abiertos a los cambios y ajustes que requiera la dinámica familiar para que siga siendo funcional.


Por último, te invito a hacer el ejercicio de observar tu árbol de Navidad y darte cuenta si hay alguna creencia que aunque hayas repetido por años, ya no deseas que forme parte de las costumbres o tradiciones que quieres seguir porque no resuenan con quien eres o quieres ser a partir de ahora.


Rosairene Hurtado.

Coach de Familias y Parejas.

@rosairenehurtado

coachingrosi@gmail.com