Productividad: la fuerza que a veces no podemos ver

 

Nos levantamos temprano. En automático vamos al baño, preparamos el café, respondemos los  mensajes, verificamos los correos electrónicos. Corremos a recoger la cama con la taza en la mano, para darnos un baño y vestirnos adecuadamente para los tiempos de pandemia, que a muchos ya nos está cansando. Ni hablar si hay un compromiso fuera de la casa, sobre todo, esos que implica ir a un consultorio médico o a las filas de un banco.

 

Pues, si con suerte has aprovechado la adrenalina, ya a las 12 del medio día debes haber realizado algunas doce tareas. Ja… pero cuando revisas la lista de pendientes, siguen casi intactos veinticinco. Y, tristemente, ya se nos fue la mitad del día y sin darnos cuenta tenemos la mitad de los asuntos inconclusos.

 

Sumémosle el Home Schooling, esa faena retante que nos suena bonito a veces, porque nos da la oportunidad de acercarnos a nuestros hijos y hasta de encender un poco la llama de la creatividad, pero que con el tiempo descubrimos  que carecemos de cierto don llamado paciencia y cierto talento llamado manejo del tiempo y se une la clase con la video llamada del trabajo, el almuerzo y alguna ropa que querías lavar o algo que debías recoger y limpiar …y de pronto  nace una empatía y solidaridad hacia todos los educadores…

 

No sé si sean como yo, pero si para mi hora límite establecida,  no he realizado más del 75% de la lista que me propuse, suelo revisar si está atrasada por mí, o por alguna otra causa. Quizás una llamada que no respondieron, eso sin lugar a dudas no es mi culpa, pero requiere de un correo electrónico o mensaje, así que le sumo una línea más a la lista. Así se me pasa el día. Es entonces comienzo a dudar de mi productividad…  pero está ahí, justo frente a mí. Soy yo quien mina la confianza en mí desempeño, por eso les comparto consejos que podrían ayudarles a producir más y desesperarse menos:

 

  1. Hagan una lista de deberes o pendientes por hacer. Si es posible, acomódenlos en orden de prioridad o de hora en que debe realizarse. Recuerden que es un documento “dinámico” y siempre podrán borrar o añadir.

  2. Realicen las cosas según su conveniencia. Si no tienen un horario asignado u obligatorio, escojan la hora en que deben o quieren hacerlo. Si escribir, crear o hasta limpiar se les da mejor temprano en la mañana, ajusten su horario para esto.

  3. No se recriminen innecesariamente si no queda la lista en blanco. Siempre pueden surgir imprevistos, o sencillamente, puede que algo no sea posible realizarse, aun cuando usted lo quiere. Respiren y vuelvan a organizar.

  4. Vean lo que hacen y prémiense por esto. Quizás hizo muchísimas cosas en la mañana, y el resto dependen de que algo más ocurra o en un horario más tarde. Entonces dedíquese ese tiempo a algo que le satisfaga. Les aseguro que al final del día pensarán: “Me dio tiempo hasta para mí.”

  5. La productividad es el resultado de la organización, tomando como punto de referencia el objetivo al que usted quiera llegar. Por tanto, depende de nuestros actos y punto de vista. Recuerden que pasos cortos, también nos llevan lejos.

 

Si quieren un último consejo, les diré que he descubierto (y confirmado) que el producto más importante es uno mismo, por tanto,  inviertan en ustedes, dedíquense a ustedes y valoren lo que realizan. El mayor logro será su satisfacción. Y de vez en cuando, olviden este mogollón que ha traído  la pandemia.

 

Lizbelia Martínez Martínez

 

Hija, Madre y Esposa

Egresada de la Universidad de Puerto Rico Recinto de Río Piedras, se desempeñó por 17 años en el campo de las comunicaciones en diversas agencias del País. Tiene una trayectoria de más de 20 años como Maestra de Ceremonias de eventos privados y multitudinarios. Ha sido colaboradora en diversas publicaciones  y productora y creadora de espacios radiales como: Para Buen Entendedor y A Todo Poder, para el Programa Sabor Latino transmitido por IHeart Radio para Syracuse, NY y escuchado en toda América Latina y Puerto Rico. Se desempeña como coordinadora de eventos protocolares en el ámbito social y corporativo.

Actualmente, esta Mentor Coach de Desarrollo Personal, Organizacional, Liderazgo y Vida certificada, desarrolla e imparte talleres a mujeres, jóvenes, nuevos empresarios y sobre todos madres bajo su proyecto #PowerfullPeople, reconociendo y potenciando sus fortalezas y desarrollando sus habilidades.

 

FB: Lizbelia Martínez

Twitter: Lizbelia Martínez

Instagram: lizbelia martinez

Email: lizbeliamartinez@gmail.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión