La reinvención del “Yo Proyecto”


¡Son tiempos de reinvención! ¡Hay que reinventarse! Oigo a las personas repetir con sentido de urgencia. ¿Pero, sabemos que es reinvención realmente? Es crear sobre la base de algo que ya existe, y en este contexto reinventarse es hacer algo nuevo a partir de las experiencias que has tenido hasta ahora. Ahora bien, ¿Podemos crear cosas distintas siendo la misma persona que has sido hasta este momento?

Empecemos por estimular la elasticidad del pensamiento, o elasticidad cerebral, que es la capacidad que tiene nuestro cerebro de adaptarse a los cambios. Solo podemos tener nuevas experiencias flexibilizando nuestra conducta ante los cambios. Siempre fue necesario reinventarse, de hecho ahora mismo en contexto de pandemia podría ser mandatorio. Y digo podría porque quizás lo que venías haciendo antes de este tiempo, ahora se ajusta mejor o tiene más oportunidad de ser, dependerá con qué anteojos lo observes. Para otros es la pausa que estaban esperando para descansar, la oportunidad de hacer lo que antes no se atrevían, de accionar frente a lo que estaban postergando desde hace algún tiempo. Para muchos representa un desafío lleno de resistencias que los paralizan. Algunos no están frente a la primera crisis que han podido vivir. Y Ciertamente para todos es un camino de incertidumbre.

Cada cierto tiempo, ocurre un hecho histórico que genera una “crisis” que golpea la economía global y cambia el rumbo de la historia. Curiosamente, pareciera cada vez más corto el tiempo que transcurre entre estos hechos históricos. No es la primera vez que el mundo se ven obligado a experimentar cambios abruptos, más profundamente y desde un ejemplo trivial, el primer día que llegamos al mundo, experimentamos el primer posible cambio abrupto, y desde ese momento la vida en general, está llena de estos cambios, que requieren de un tiempo de adaptación al nuevo entorno y de una restructuración mental.

Y aquí abro paso para un cuestionamiento sobre el que vale la pena reflexionar desde la emoción: Eso que ahora mismo siento, desde esta crisis particular mundial que estamos viviendo, ¿Desde cuándo realmente lo siento? ¿Tiene que ver con lo que está ocurriendo o lo que está ocurriendo me está mostrando cómo realmente estaba y estoy? ¿Qué necesito hacer en este momento desde lo que siento? El cerebro puede expandir, crear, recrear, restructurar frente a los cambios en la medida en que las emociones estén clarificadas.

Desde una óptica futurista, esta pandemia nos coloca en el aquí y el ahora para repensar sobre quiénes somos, si estamos en el lugar que queremos estar, si ese lugar donde estamos hoy nos lleva hacia dónde queremos ir, que es eso que queremos cumplir en la vida y que en el automático de la rutina lo vemos como un deseo inalcanzable, a veces ese deseo es incluso inexistente en nuestras vidas porque pensamos que no hay suficiente tiempo para desear siquiera, ¿Y quién es el responsable de hacer tiempo para lo que desea?

Los cuestionamientos anteriores, más o menos profundos, abren espacio a la construcción de lo que me gusta llamar el “Yo Proyecto”, desde donde es necesario hacernos una pregunta existencial poderosa, que permitirá llegar o no a donde queremos: ¿Quién estoy siendo? Y revisar si la respuesta a este último cuestionamiento coincide con la interrogante de quién tengo que ser para llegar a donde quiero.

Cuando miro en retrospectiva, en relación a mi “Yo Proyecto”, si lo tengo claro, ¿De qué me doy cuenta? ¿Qué estoy haciendo y qué puedo hacer hoy para reinventarme en esta crisis, que además sea sostenible en el tiempo, que esté alineado a mi deseo, que tenga la flexibilidad de adaptarse a los cambios si viniese una posible crisis en 5 o 10 años? Quizás algunos se sientan ansiosos ante este planteamiento, otros pudieran asumir el reto ante la idea de visualizarse en esta posibilidad. De cualquier manera, si esta mirada en retrospectiva la trasladamos a la historia de la humanidad en general, podría ser imperante la necesidad de contemplar planes de contingencia que permitan, frente a este posible escenario futuro de crisis, seguir creciendo progresivamente o al menos mantenernos firmes mientras pasa la tormenta.

Rosairene Hurtado.

Lic. En Ciencias Gerenciales Mención Logística.

Coach para Familias y Parejas en formación. Family and Coaching Academy Florida.

@rosairenehurtado

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión