La columna vertebral: el puente que enlaza la salud y la calidad de vida

 

Muchos de los pacientes que visitan por primera vez al quiropráctico es porque han visitado otros especialistas buscando respuesta a sus problemas de salud. La gran mayoría vienen por alguna dolencia, pero más allá de la dolencia es porque se han dado cuenta que su calidad de vida está siendo afectada por diversos problemas en la salud. Cuando miran 5 o 10 años atrás se han dado cuenta que las energías no son las mismas, que sentarse a jugar o a compartir con sus hijos se les hace más complicado, o el rendimiento al hacer alguna actividad física no es la misma. Ya el dolor no es tan significativo como la calidad de vida que cada persona desea tener tanto a corto como a largo plazo. Este es unos de los pilares que he adoptado cómo quiropráctica y me ha permitido ayudar a que cada familia tenga una salud y un bienestar óptimo.

 

            Para que el cuerpo humano se mantenga funcionando eficientemente, debe haber una comunicación apropiada entre el cerebro, el cordón espinal (protegido por la columna vertebral) y los nervios que conectan a cada órgano, músculo y glándula. Una comunicación efectiva entre el cerebro y el resto del cuerpo promueve que el sistema neurológico funcione adecuadamente para que cada persona pueda expresar salud a su maxima potencia.

 

            El sistema neurológico responde y se adapta ante estresores físicos (caídas o mala postura), estresores químicos (uso inadecuado de medicamentos o mala alimentación) o emocionales (ambiente laboral, familiar, etc). La manera en que el sistema neurológico responde y se adapta es que las vértebras van perdiendo su posición original poco a poco interfiriendo con la comunicación entre el cerebro con el resto del cuerpo. Esto se conoce como una subluxación vertebral. La gran mayoría de condiciones, tales como: dolor de cuello, espalda, falta de energía, dolor de cabeza, mareos, náuseas, problemas digestivos, etc se debe al mal funcionamiento del sistema neurológico que impide que los procesos químicos internos del cuerpo se lleven a cabo de la mejor manera posible.

 

            El quiropráctico se encarga de analizar, detectar y corregir a través del ajuste quiropráctico cuál es la raíz del problema que le impide vivir a plenitud. El corregir la subluxación vertebral puede optimizar el funcionamiento de su sistema neurológico, y su mismo cuerpo tiene la capacidad de sanar por sí mismo. La sanación está dentro de ti, solo tienes que darle los recursos necesarios para que tu cuerpo pueda funcionar mejor. El ajuste quiropráctico es seguro, efectivo y todo el mundo se puede beneficiar del mismo. Desde mujeres embarazadas, recién nacidos, niños, adolescentes, adultos y ancianos. Todo el mundo  merece tener la mejor salud. No hay que esperar a que los problemas de salud lleguen para comenzar a tomar acción. Puedes visitar a un quiropráctico y tener tus visitas de bienestar y prevención para asegurarse que tu cuerpo está en el mejor estado. ¿Haz pensado cómo quieres vivir de aquí a 10 años? ¿Cómo quieres estar durante la crianza de tus hijos o nietos? No hay tiempo que perder, visita a tu quiropráctico más cercano y date la oportunidad de tener una vida a plenitud.

 

Dra. Stephanie Albarrán Vélez

Quiropráctica de familia

Especialista en cuidado pediátrico y prenatal

Caribbean Wellness Center ubicado en Hatillo, P.R.

787-980-9449

Redes sociales:  FB: Caribbean Wellness Center; Dra. Stephanie Albarrán

Instagram: dralbarrandc

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión