El cuidado de nuestro interior

 

Mientras estudiaba recibo un texto si me interesaba escribir un artículo sobre la salud y yo “obvio”  con mucha emoción dije: ¡Claro que sí!, pero luego de meditar sobre que podía escribir se me ocurre que mejor que el cuidado de nuestro interior y es que; muchas veces nosotras las mujeres tendemos a cuidar de nuestro cuerpo y nuestro físico pero dejamos de lado esto que es tan importante en nuestras vidas y el el cuidado de nuestro ser. 

 

¿Cuántas veces nos a pasado que trabajamos por lo que tanto anhelamos pero nos sigue faltando algo? o ¿Cuantas veces nos hemos sentido sin valor?, peor aún ¿Cuántas veces necesitamos de una validación de alguien para sentir que estamos haciendo algo bien? ¿Muchas, Verdad?. 

 

Esto ocurre cuando trabajamos nuestro exterior, nos ponemos lindas, hacemos un plan de nutrición para estar en forma, comenzamos ir al “Gym”, tomamos nuestros suplementos; pero nos olvidamos que el cuidado de nosotras comienza de adentro hacia afuera.  

Nos pasamos la vida viendo nuestros defectos, no sabemos ser compasivas con nosotras mismas. 

Lo triste de esto es que nos perdemos en nuestras inseguridades dejando que nuestra mente sabotee nuestros sueños y deseos. Cuando esto ocurre nos sentimos inseguras, deprimidas, frustradas, vulnerables o bloqueadas en algún aspecto de nuestras vidas ya sea profesional o personal. Por esto es tan importante cuidar lo que escuchamos, lo que decimos, lo leemos, porque estas cosas entran en nuestra mente subconsciente y tus células comienzan a enviar toda esa información de auto sabotaje a tu cuerpo. 

 

¿Pero cómo logro ese estado deseado de Paz interna? 

Primero toma conciencia de como piensas, toma una pausa, respira y profundiza en tu interior. No te culpes, no te juzgues. La mayoría de las veces vamos cargando equipajes pesados llenos de culpa por desiciones que nos a tocado tomar que nos duelen; pero nos hacen crecer. Aprende a perdonarte; el perdón más difícil es el que se trabaja con uno mismo. Las desiciones que tomaste no fueron erróneas al contrario fueron las correctas según tu capacidad en ese momento. Todas hemos cambiado a lo largo de nuestras vidas y a medida que vamos expandiendo nuestros conocimientos y vamos adquiriendo experiencias de vida podemos trasformar nuestro ser a uno lleno de amor y aceptación. Cuando aprendes que todo esto es parte de nuestro desarrollo comienzas a ser mucho más compasiva contigo misma. Cuando cambias tu percepción de ver las cosas negativas a positivas puedes potenciar tu vida y lograr el éxito que deseas en todos los aspectos. El éxito no es solo ganar dinero, el éxito también se puede obtener con tan solo estar en paz contigo misma. 

 

Si te sientes cansada de luchar y luchar aprende a desconectarte para que puedas conectarte con tu intuición, comienza a cuidar tu entorno, recuerda tu energía habla y nuestro espíritu siente. 

La paz interior comienza cuando nos deshacemos de toda inseguridad y comenzamos a tomar control de nuestros pensamientos por eso es tan importante la meditación al menos 15 minutos diarios. 

Cuando dejamos de enfocar nuestra energía en el entorno que nos afecta comienzas a canalizar toda esa energía en tus planes y metas el universo te dará las herramientas que necesitas para lograr tu propósito de vida que son nuestros objetivos. 

 

Cuando algo no sale como deseábamos debemos preguntarnos qué quiere la vida que aprendamos en vez de el por qué.

 

En la medida en que logres conocerte a ti misma te liberas completamente de toda creencia limitante. 

 

Aprende a escuchar tu corazón, cree firmemente en tu voz interna. Todo lo que tú necesitas y muchas más esta dentro de ti esperando ser despertado por tu Fe. 

 

Cuando estas contigo misma aprendes a descubrir esa sabiduría que llevas en ti. 

 

La mayor muestra de amor propio es cuando soltamos lo que no tememos control. 

 

Aprendamos a interactuar con nuestros miedos y reconocerlos. El miedo puede paralizarte como puede impulsarte. Cuando los caminos son arduos de recorrer es cuando comienzas a ver la mano de Dios. Cada caída es una futura recompensa. Ten La seguridad que aquello que no se dio es porque así debió ser. Sigue adelante superándote, buscando más allá, especialmente si lo que estas haciendo ahora no te satisface. Confía plenamente en el poder Divino. 

 

Dá gracias hasta en las cosas más efímeras. La gratitud es la puerta que nos abre a que nuestros deseos sean cumplidos. 

 

En mi experiencia el “Mindfulness” y el Yoga me han ayudado a reencontrarme y conocer mis fortalezas y enfocarme en ellas. No tienes que ser una experta saca 1 hora diaria para que hagas lo que te gusta. Trabaja por tus sueños, aprende a soltar, mantén un pensamiento positivo ante la adversidad, no esperes reconocimiento de nadie solo de tuya. 

 

En estos tiempo que nos ha tocado vivir la resilencia puede ser tu mejor aliado. Te invito a buscar tu verdad, lanzar semillas de amor al Universo, que mires adentro y escuches tu voz interior. Y te pregunto: ¿Quieres un cambio en tu vida? Comienza cuidando tu interior. 

 

 

Mantra: 

 

  • Vivo segura de mi 

  • Me amo y me acepto tal cuál soy

  • Cuando siento miedo reconoceré que es producto de mi mente y no de mi realidad

  • Daré paso al cambio 

  • Me prometo volar cada vez que me sienta caída 

 

 

Poema: 

 

Estar más consciente de las cosas más sencillas me ha ayudado a encontrarme, en este caminar oscuro, en este mar de desesperanza cuando grite auxilio por el escape clame ¡¡¡serenidad!!! 

 

La serenidad es la calma, es la música suave, es la ola que descansa, es estar en ti llena de paz, ahora cada día al despertar solo digo gracias y serenidad. 

 

Serenidad para afrontar mis miedos, serenidad para minimizar la incertidumbre, serenidad para disfrutar de aquellos que están a mi alrededor entendiendo que cada uno es diferente y vive sus experiencias de distintas formas. 

Cada día es un día para encontrarse y no esta mal de vez en cuando perderse porque te hace renacer una y otra vez cuando te sientes que has perdido una batalla. Te das cuenta que no estas para luchar sino para aprender de este viaje que aunque duro es maravilloso. Porque este 2020 nos ha demostrado todo lo que es desapego, desprendimientos y sobretodo valorar el instante de cada día. Que rico poder despertar luego de días buscándome he aquí estoy una y otra vez una mujer que se levanta, que hace de sus errores experiencias para mas adelante poder luchar contra la adversidad. Hoy por hoy me encuentro!

 

Autora: Ama con Amayris ( Facebook &Instagram)  

Amayris Rodríguez 

Neurocoaching 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión