Latinas migrantes haciendo historia

May 11, 2020

 

Cuando leemos la frase que titula este escrito, LATINAS TIME, Latinas migrantes haciendo historia, muy rápido llega a nuestro pensamiento la imagen de Jennifer López o de Shakira, pero este no solo es el momento de esas dos grandes estrellas,  es también el tiempo de reconocer el esfuerzo y la dedicación   de cientos de mujeres latinas en todos los Estados Unidos y en muchos otros país, destacándose en sus carreras como maestras, enfermeras, mujeres anclas en los medios noticiosos, a la cabeza de poderosas empresas internacionales, etc. Gracias a medios como este, Mujeres con Visión y a las redes sociales, podemos conocer las historias de mujeres que se han lanzado a romper los muros de la discriminación en todos los aspectos y a demostrar que la sangre latina es caliente y quema los inconvenientes y las barreras que detienen o impiden el éxito.

 

De esas mujeres luchadoras, trabajadoras incansables y que aman su identidad latina, que sienten orgullo de llamarse latinas, les puedo escribir una larga lista, pero hoy voy a presentarles solo a dos de ellas que conozco muy de cerca.

 

La primera, Liliana Arteaga, nació en San Juan, Puerto Rico. Estudió su bachillerato en la Universidad Interamericana, Recinto Metroplotino. Muy jovencita decidió, con alguna dificultad con el idioma inglés, irse a probar suerte a la Ciudad de Boston. Venció su primer reto al ser aceptada para estudiar   comunicaciones en Northeastern University, donde tuvo que vencer primero la barrera del idioma, además del discrimen por ser puertorriqueña. Sufrió el rechazo de sus “roommates” americanas, quienes no querían compartir con ella sus espacios. No había muchos latinos en aquel recinto universitario. En varias ocasiones se vio tentada a desistir, pero no lo hizo. Terminó graduándose con buen promedio en comunicaciones con especialidad en idiomas.

 

Después de graduarse trabajó un tiempo como traductora en la corte, donde descubrió que la dificultad mayor de los inmigrantes no era solo el idioma, sino cómo legalizar sus documentos para cumplir con los requisitos de solicitar ayudas y entrar en el proceso de legalizarse como ciudadanos americanos. Con el fin de ofrecer ayuda en ese aspecto, obtuvo su licencia como notario público y han sido muchos los documentos que han pasado por sus manos para abrir la brecha a los que no sabían como iniciar su nuevo camino de inmigrantes.

 

Su amor por los niños y su gran interés de servir a la comunidad  hispana, que es grande en la ciudad de Boston, la llevaron a dejar a un lado su carrera en comunicaciones, para aceptar una posición  en un programa especial que creó la ciudad de Boston para beneficio  a inmigrantes, no solo latinos, sino de muchos otros países, donde preparan a los niños de edad pre-escolar para que estén más familiarizados y sean más adaptables al sistema de educación americano. Inspirada en su misión de ser enlace entre el gobierno y los inmigrantes, padres de los niños, aceptó trabajar en el programa Countdown to Kindergarden, como “Play to Learn Leader”. Liliana no se limita a los requisitos del programa, sino que siempre va más allá de sus responsabilidades, ofreciendo orientación y viabilizando ayudas para las personas que llegan desprovistos de conocimiento y medios para emprender la vida como inmigrantes en la Ciudad de Boston.

 

En el año 2014, con su hijo menor de solo dos años, la vida la sorprendió con un cáncer de colon, una cirugía con complicaciones, que la dejó paralizada de un lado del cuerpo y con su salud general bastante afectada. Pero Liliana es una guerrera. No se rindió. Esa batalla también la ha estado venciendo y no fue impedimento para que en mayo de 2019 estuviera en el podio dando el mensaje a sus compañeros graduandos en su graduación de Bachillerato en Educación, ofrecido por Amherst College en su programa “University Without Walls”

 

En estos momentos de crisis, está presente via “Zoom” o “Hangouts”, dando ánimo a los padres de los niños, cantándoles canciones, como parte de su trabajo. Además, sigue estudiando, ahora una especialidad  en lenguaje para con niños que tienen problemas del habla. Una latina que está en “Latinas Time”.

 

 

Liliana Arteaga

Play to Learn Leader

 

 

 

 

La otra historia es de una latina que salió de Puerto Rico a sus 17 años, recién casada para un lugar tan distante como Okinawa. Dos años más tarde se enfermó, amenazada de cáncer de ovarios, lo que la forzó a regresar a la casa de sus padres. Después de recibir tratamiento y recuperarse, se matriculó en la Universidad Metropolitana para comenzar sus estudios en enfermería, mientras trabajaba como asistente del Cónsul en la Oficina del Consulado Británico en San Juan Puerto Rico. Cuando completó su grado Asociado en Enfermería, continuó sus estudios de bachillerato en la Universidad Interamericana, mientras continuaba trabajando.

 

Al completar su Bachillerato en enfermería, recibió varias ofertas de empleo. Tenía la ventaja de ser bilingüe, lo que le abrió un mundo de oportunidades, principalmente en el campo de la salud.  El Sistema de Hospital de Veteranos la reclutó. Allí adquirió experiencia en cuidado intensivo y en otras áreas de cuidado al paciente. Mariela ama su trabajo y por su dedicación y buen desempeño

 su afán de estudiar y mejorarse en las diferentes áreas de cuidado al paciente obtuvo su ascenso a “Nurse Manager”.  

 

El obtener esa posición no la alejó de su meta de hacer una maestría, por lo regresó a Boston. A pesar de tener un trabajo con horarios complicados se las arregló para lograr esa meta. Completó su maestría en el año 2019. En la actualidad tiene a cargo la supervisión de 8 clínicas adscritas al Sistema de Hospital de Veteranos en el Estado de New Hampshire. Su próxima meta es obtener el título de “Nurse Practitioner, lo que estudia actualmente, mientras continua venciendo los retos de su trabajo a tiempo completo, más sus responsabilidades de madre de familia con dos niños.

Recientemente ha recibido varios reconocimientos por labor destacada  en su excelente gestión al tomar la dirección de un grupo de enfermeras voluntarias que fueron al rescate de un hogar de ancianos en Masachusetts, donde la mayoría de los residentes estaban infectados con el corona virus. Esa era una misión de alto riesgo, la que asumió como un buen soldado en una peligrosa batalla. Coordinó todo el protocolo de seguridad, ofrecieron un excelente servicio  a los enfermos y regresaron todas para estar en cuarentena, temiendo el contagio, pero gracias a la excelente labor de Mariela, ninguna de las voluntarias, ni ella se contagiaron.  La pandemia ha cambiado la vida familiar de todos los profesionales de la salud, pero siguen firmes en su compromiso de velar por la seguridad y la vida de otras personas. En esa línea de servicio para combatir el corona virus, también hay muchas mujeres latinas en su “Latina Time”, haciendo lo mejor que saben hacer, salvar vidas.

 

Mariela Tirado

VA Manchester, N.H.

 

Hasta aquí mis historias.  Podemos sentirnos infladas de orgullo porque la lista de latinas migrantes que están haciendo historia es bien larga.

 

Hasta la próxima amigas y sin perder la fe y la esperanza de que todos juntos venceremos una vez más.

Ana Delgado Ramos

Escritora

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión