La libertad es el producto natural del activismo

April 12, 2020

El activismo es algo que todas como mujeres estamos de alguna u otra forma involucradas, e incluso algunas, sin saberlo. Yo era una de ellas. Somos activistas ya que como mujeres somos de tomar acción en todo lo que nos importe, y peleamos por aquello que estimamos o valoramos, sin importar el campo ni el sector en el que estemos. Como mamá y esposa, nunca me sentí una activista, hasta que aprendí a cuidar de mi salud y la de mi familia; fue entonces cuando aprendí que tenía el deber de ayudar a otras mamás y sus familias a cuidar de su bienestar de la misma manera. Creo que les debo contar mi historia para brillar un poco de luz en lo que significa para mí ser una “activista del bienestar”.

 

 Siempre tuve un problema con migrañas, desde que era niña. Algunas veces llegaban con mi periodo; otra veces, sin una razón particular. También tenía problemas de espalda. Cuando me mude a los Estados Unidos fui a un quiropráctico, quien observó mi columna y me informó que mi cuello no tenían curvatura, algo inevitablemente genético. En este caso las vértebras del cuello pinchan los nervios causando dolor. Entonces yo supuse que esa era la causa de mis migrañas.

 

Pero mis migrañas eran tan dolorosas y difíciles de sobrellevar. Con niños a mi cargo, ¡debía encontrar una solución! Así que no me di por vencida. Hice muchos tratamientos, y también estudios. Fui a muchos médicos pero ninguno me dio una solución para mi dolor. Los medicamentos que me daban no funcionaban y me daban muchos efectos secundarios que no eran nada amenos. Las migrañas empezaron a venir todas las semanas y permanecían por tres días seguidos. Tenía miedo de salir a hacer mandados o encontrarme con amigos y cansarme mucho. Esto parecía causar el principio de una migraña. Y luego estaría sufriendo una agonía por un largo tiempo. ¡No era forma de vivir!

 

Después de mucha oración y dolor, Dios me envió una amiga que comenzó a enseñarme sobre los productos tóxicos que yo estaba usando sin darme cuenta y pesticidas presentes en mis alimentos, también perjudiciales para mi salud. Aprendí que en los productos que usamos a diario y en muchas cosas que nos rodean hay ingredientes que afectan nuestras hormonas, nuestro cerebro, nuestra piel, que incluso causan migrañas y, hasta cáncer. Mi amiga me dio para probar algunas formas naturales para calmar el dolor de las migrañas, la espalda y el cuello.  Luego de probarlos, me empecé a educar y a descubrir lo que me ayudaba. ¡Incluso me facilitó el cambiar los productos que usaba por otros más naturales y hacer mis propias mezclas en casa! Decidí unirme a una comunidad que me enseñó con mucho amor sobre fragancias y toxinas en mis productos de limpieza, mis cosméticos y en mi maquillaje que me estaban causando tanto dolor e inflamación. Estas personas me recibieron con brazos abiertos y me resultó mucho más fácil, con su ayuda, tomar la riendas de mi salud y la de mi familia.

 

Hoy mi vida ha cambiado no sólo porque ya no tengo migrañas cada semana, sino que gracias a la libertad que tengo puedo construir y mantener amistades; también puedo cuidar de mi familia: andar de acá para allá con mis niños sin el miedo de cansarme y causar una migraña. Me siento libre también para perseguir mis sueños y la visión que Dios me ha dado de ayudar a otros a ser libre de opresiones, ya sean físicas, emocionales o espirituales. Cuando experimentamos la libertad en nosotros mismos, descubrimos tantos talentos escondidos en nuestro ser que nunca imaginamos que poseíamos. Nos damos permiso para crecer y seguir educándonos en lo que nos importa, como en mi caso fue la salud natural y holística. 

 

La libertad es el producto natural del activismo: crea un mundo mejor para que todos podamos vivir en él en paz. Esa libertad nos anima a perseguir nuestros sueños mientras ayudamos a nuestro vecino, amigo, compañero de trabajo, o desconocido. Al promover el bienestar y preocuparnos por la felicidad del otro, los que nos rodean pueden finalmente vivir la vida que se merecen con sus seres amados. ¡Únete a este precioso movimiento y juntas cambiemos el mundo!

Denise Goodin

Certificada en Remedios Naturales y Holísticos

Facebook: Tu Poder Esencial

Instagram: @tupoderesencialblog

Blog: getoiling.com/DeniseGoodin

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión