Vulnerable a la felicidad


¿Serías capaz de darle un cigarrillo a una mujer encinta y promover que fume? ¡Por supuesto que NO! Sin embargo, cuando mi madre estaba encinta de mí, era muy chic fumar. Implicaba que eras de sociedad, educada, distinguida, especial, mujer independiente. ¡Quién diría que 40 años más tarde fumar cigarrillos en espacios públicos cerrados estaría prohibido! Las personas que fuman hoy día son vistos de forma completamente opuesta: nada chic, nada especial, y mucho menos distinguido. Se sabe que fumar cigarrillos te hace vulnerable a complicaciones de salud, no tan solo a ti, a los que te rodean también.

Entonces, si fue posible hacer un cambio cultural tan grande, ¿crees que estamos listos para un próximo cambio? ¿Sabes lo vulnerable que estás los primeros 60 minutos luego de haber tomado una cola (refresco de cola)? Entiendes a lo que te expones? El doctor Derrick DeSilva Jr. explicó en uno de sus seminarios:

En los primeros 10 minutos, le zumbaste 10 cucharaditas de azúcar a tu sistema, equivalente al 100% de lo que tu cuerpo necesita en todo el día. Lo lograste en tan solo unos minutos. ¿Sabes por qué no vomitaste? Porque el ácido fosfórico que contiene la cola neutraliza el sabor, permitiendo que el cuerpo lo mantenga dentro del sistema.

A los 20 minutos de haber tomado la cola, tu nivel de azúcar se ha disparado a un nivel sobre lo normal, causando que la insulina se dispare también. Tu hígado responde convirtiendo el azúcar que pueda en grasa. En tan solo 20 minutos tienes comprometido tu páncreas y tu hígado, y has logrado un desbalance hormonal por completo.

Al pasar 40 minutos ya tu cuerpo ha absorbido por completo la cafeína. Tus pupilas se han dilatado, tu presión arterial ha subido, y como resultado tu hígado descarga más azúcar a tu sangre. Los receptores de adenosina en tu cerebro son bloqueados, previniendo que tengas sueño. Ahora puedes añadir tu corazón a tu lista de órganos comprometidos.

Una vez pasan 45 minutos, tu cuerpo ha subido la producción de dopamina, el neurotransmisor del placer y estimula los centros de placer en el cerebro. Por cierto, así mismo funciona la heroína. Esto explica porque la cola es tan adictiva. Estamos vulnerables y lo saben. ¿Como decía el anuncio de una cola popular? Destapa la felicidad. Me parece que el refrán debe ser “destapa la enfermedad.”

Finalmente, cuando pasan 60 minutos de haberte tomado una cola, el ácido fosfórico se ha unido al calcio, magnesio y zinc en tu intestino grueso, proveyendo un empujón a tu metabolismo. Eso ya lo sabías, pues sientes el ánimo. Sin embargo, lo que no sabías es que, como resultado, tu cuerpo expulsa el calcio en grandes cantidades en la orina. Además, a los 60 minutos, la propiedades diuréticas de las cafeína entran a jugar, pues te hacen ir a orinar. Ahora sí que puedes estar segura que el calcio, magnesio y zinc que estaba destinado para tus huesos, al igual que el sodio, electrolitos y agua se fueron todos en la orina.

Luego cuando te diagnostican diabetes, problemas de corazón, síndrome metabólico, osteoporosis, no entenderás que fue lo que pasó. La cola (incluyendo la de dieta, que es peor para la salud) no destapa a la felicidad, te destapa a la vulnerabilidad. Bebe agua natural, filtrada, alcalina. Aprende a destapar tu vida a la felicidad. ¿Estás lista para este cambio cultural o prefieres seguir vulnerable?

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión