MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Confianza

 Buscar una mejor versión de ti te aleja de la multitud. No todas las mujeres tienen el interés ni la consciencia para decidir conocerse y trabajar por crear una versión de la que se sientan totalmente orgullosas. No todas lo hacen porque se necesita paciencia, acción y persistencia, entre otras cualidades. Si tu eres una de esas babillosas, te aplaudo, felicito y admiro. Sin importar en el momento en el que estés, confía en el proceso. Confía en los pasos que das y que todo es cuestión de tiempo y esfuerzo.

 

Tantas veces que dudamos de lo que estamos haciendo porque no vemos los resultados rápidamente, nos criticamos y castigamos por la naturaleza del proceso. Confía y ten paciencia de que lo que está para ti llegará en el momento que lo necesites para continuar tu camino. No desesperes y menos aún desistas por que aún queda camino por recorrer. Saca de tu mente que tu mejor versión es un destino, mejor visualízalo como un camino, una trayectoria de evolución y aprendizaje constante. Pero no te engañes, sin acción, lo que quieres no te llegará del cielo.

 

Si, ten paciencia, pero jamás esperes recibir una recompensa sin poner la acción ni los pasos necesarios. Tu mejor versión se va creando cuando trazas un plan, pero igualmente lo ejecutas. Soy de las que me encanta hacer itinerarios, planes y “brainstorms” sobre lo que quiero y mis proyectos. Sin embargo, estoy muy consciente que por más que me encanta esta parte organizacional, si no actúo, se quedará en la libreta y así nunca llegaré. Haz tu lo mismo, planifica, organízate, pero actúa más que todo. Pon la acción dónde pones el plan y la palabra.

 

Y mantente en esa acción continuamente, persistiendo ante cualquier obstáculo que venga a interponerse en tu camino. La consistencia es clave para cumplir cada meta, proyecto, hábito y sueño que identifiques para construir tu mejor versión. ¡Y es lo más difícil! ¿Cuántas veces has comenzado en el gimnasio a principio de año, pero ya en febrero estás rajá? Sucede porque la motivación no es suficiente, necesitas disciplina, fuerza de voluntad para mantenerte persistente. Necesitas estar clara que aunque no tengas ganas, hay que seguir porque tu futura yo te está esperando.

 

Cuando llegas a un nivel de consciencia donde reconoces tu potencial, tu propósito y que estás hecha para más, es difícil estar conforme con la mediocridad. Entonces si tu estás lista para trabajar en ti, en tus hábitos y metas para llegar a un próximo nivel, estás leyendo el artículo correcto. Confía en que con paciencia, acción y persistencia lograrás lo que tienes en mente, créelo. Visualízate constantemente como todas esas metas realizadas y sigue sobrepasando dificultad tras dificultad, y te aseguro que cuando mires atrás lo único que podrás decir es, “valió la pena confiar en el proceso”.

 

Si quieres ayuda en identificar, implementar y más importante mantener hábitos y conductas que te lleven a las metas que quieres no dudes en contactarme a zairdali@gmail.com o por mis redes sociales de Instagram y Facebook.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload