MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Entrevista con Lillian Karen Alvarado Viñas

December 8, 2018

 

Para Lillian Karen Alvarado Viñas, una transformación personal la llevo a crear el 7 de marzo de 2017 a MuMas Renaciendo, una organización sin fines de lucro en el Municipio de Hatillo que persigue el apoderamiento y la transformación de mujeres-madres de escasos recursos económicos y sus familias, dirigido a la autogestión y minimización de la dependencia.  Hoy conversamos con esta Mujer con Visión:

 

 

 

 

MCV: ¿Cómo te describes?

 

LKA: Creyente de un Dios Todo Poderoso, madre, hija, compañera, prima, sobrina y nieta, amiga, mujer.  

 

MCV: ¿Cuál es el significado de “MuMas Renaciendo”?

 

LKA: Mumas es “Mujer Madre renaciendo a su propósito”.

 

MCV: ¿Cómo nació Mumas?

 

LKA: De niña y adolescente, siempre estuve acompañada de mi madre, mi mejor ejemplo de mujer, amor, honradez, maestra de profesión; y de mi padre, el apasionado, amante del deporte y conocedor de la música, la guitarra y la historia.  Es por esto, que siempre me consideraba madura para muchas cosas, aunque solía ser muy tímida para otras cosas.  Reconocía que eso me limitaba y provocaba no poder hacer cosas que anhelaba. 

 

Luego de culminar mis estudios en Administración de Empresas en Mercadeo de la Universidad de Puerto Rico, tuve mis primeras experiencias de trabajo donde comencé a enfrentar esos miedos que me limitaban. 

 

Al poco tiempo me casé, quedé embarazada, tuve a mi hijo, me divorcié, y en ese proceso comencé a descubrir, conocer y entender lo que necesitaba, amor propio, perdonar y perdonarme. Ese fue el inicio de mi transformación. Comencé a responsabilizarme completamente de mi vida, a tener compromiso conmigo misma, a cuidar de mí, de mi salud física, emocional y nutricional.

 

Estaba enfocada en que mi hijo viviera en un ambiente feliz, con una madre feliz que se amara y pudiera ser ejemplo para él.  También llegó el amor y al cabo de unos años me enfrenté a un diagnóstico de cáncer de mama que jamás fue esperado, aunque el camino recorrido ya me había preparado para esa batalla.  La superé con valentía y fe, junto a mi escuadrón, mi familia.  Mi vida entera se transformó para bien, valorando cada detalle de ella. 

 

Estas experiencias de vida a nivel personal y profesional, coordinando y ofreciendo servicios educativos de Desarrollo Profesional a escuelas públicas y privadas, me han servido de crecimiento y transformación, que me fueron llevando a sentir la inquietud y la necesidad de un propósito.

 

Una tarde meditando como de costumbre, hablaba e insistía a Dios en ese propósito que me inquietaba. Ese día, recibí la contestación que tanto le había pedido.  Las ideas llovían y yo escribía, pude concretar todos los detalles en mi libreta de apuntes, mi agenda.

 

Ese mismo día, más tarde, salí a cenar junto a mi compañero de vida, sentados en la mesa y por aquello de que no me quedaran dudas, un caballero con su esposa se acercaron a la mesa donde estábamos. Comenzamos a hablar y la conversación se tornó acerca de como él junto a su esposa, echaron hacia delante su familia y su negocio. En ese preciso momento el caballero me miró fijamente y me dijo: “lo que quieras hacer en la vida lo vas a lograr, siempre y cuando lo hagas con amor y esfuerzo”. Inmediatamente entendí y confirmé lo sucedido. Les confieso que me salieron lágrimas de emoción. Le agradecí sus palabras y testimonio, indicándole que había sido un instrumento. Desde ese momento nació Mumas.

 

MCV: ¿Cuál fue tu tribu de mujeres solidarias?

 

LKA: Comencé a buscar cómplices y apoyo del propósito. Mujeres de gran apoyo como Nannette Rivera, profesora y coach de vida; Keila Colón, abogada y amiga; Aracelis Román, fundadora de Emerge & Bloom – Mindset Coaching; y, Raiza Colón y Adairis Santiago, trabajadoras sociales del Programa de American Management and Administration, a las que estaré eternamente agradecida. 

 

MCV: ¿Has recibido apoyo del sector gubernamental y privado?

 

LKA: Sí, se han logrado acuerdos colaborativos con el Departamento de la Familia, el Instituto Socio Económico Comunitario, la Corporación de Servicios Médicos y la empresa privada.

Logrando la colaboración de recursos que donaron de su tiempo como: Otto Oppenheimer, consultor de negocios y tecnología; Madeline Rivera, coach de vida y conferenciante; Astrid Vélez, estratega de negocios; y la Dra. Carmen Márquez, psicóloga, se llevó exitosamente la primera actividad cumbre donde se recibieron sobre trescientas mujeres buscando apoderamiento.  

 

 

Se han continuado los esfuerzos con madres de los programas del Departamento de la Familia y Head Start, proyendo talleres relacionados a la manufactura y al empresarismo en colaboración con entidades gubernamentales y privadas.

 

 

Con el fin de seguir impactando de forma positiva y refrescante a estas madres, se han coordinado actividades recreativas con propósito, como lo fue la visita a la Escuela de Arte en el Viejo San Juan para participar de talleres de arte como medio de sanación dirigidos por el pintor Benjamin Swatez e Ileana Muñoz.

 

MCV: ¿Cuál es el objetivo de MuMas a corto plazo?

 

LKA: Este es el comienzo de muchas bendiciones para esta iniciativa que impacta mujeres-madres, hijos, familias, comunidades del pueblo de Hatillo y áreas adyacentes. Con paso firme provocando y sumando aliados para este movimiento de amor, empoderamiento y desarrollo económico. 

 

Como fundadora y mujer, Mumas se ha convertido en una de mis mayores pasiones. El descubrir mi propósito me ha llenado de una fuerza y un valor que jamás imaginé.  El amor y el servicio es el escudo protector que me dirige a lograr cambios.

Página web: www.mumasrenaciendo.org

Facebook: Mumas Renaciendo Corp.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload