MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Visualizaciones de Una Ciega

 

Como mujer parcialmente ciega de nacimiento, mi visión de la vida siempre ha sido muy diferente y única. El ver parcialmente, me ha permitido entender con certeza que las apariencias verdaderamente pueden ser engañosas. Además, me ha hecho profundamente consciente de que los ojos son meros instrumentos, pero es nuestra mente quien procesa y define para nosotros las imágenes que estos capturan. Por otro lado, al no poder ver muchos detalles o el lenguaje no verbal de los que me rodean, mi forma de relacionarme con los demás también es muy particular.

 

Definitivamente mi manera de conocer amistades no es común. Usualmente las interacciones con extraños comienzan a través de algún tipo de contacto visual, lo cual en mi caso es prácticamente imposible. Incluso a través del nuevo medio de las redes sociales las interacciones mayormente suelen iniciarse por una atracción visual. Esto para mi ha representado un filtro, ya que si llego a interactuar con alguien es porque de alguna forma esa persona llegó directamente a mí, más allá de la cuestión visual. Como todo en la vida, ese filtro puede operar para bien o para mal, pero ciertamente es útil para separar el grano de la paja. Por ejemplo, hay quienes descartan completamente compartir íntimamente con una persona que tenga alguna discapacidad, únicamente porque consideran esa característica como un defecto. El filtro previene que me relacione con personas con este tipo de mentalidad, con las cuales tengo muy poco en común.  Por otra parte, el filtro permite que se acerquen a mi personas sensibles, conscientes y empáticas, quienes me ayudan a crecer personal, profesional y espiritualmente.

 

No obstante, lo más trascendental que he aprendido gracias a la Aniridia (mi condición visual) es que no hay nada más importante que la Auto-Visualización.  Según nos vemos a nosotros mismos es cómo los demás nos verán también, y a su vez determina cómo visualizaremos al mundo a nuestro alrededor. Esto es algo que ya se ha comprobado científicamente, con experimentos como los de Masaru Emoto y muchos más, que demuestran que nuestros pensamientos, palabras y acciones son los creadores de cómo percibimos nuestra realidad.

 

El Auto-Amor es la mejor herramienta que tenemos para la vida. La forma en que nos visualizamos a nosotros mismos determina como serán nuestras relaciones con los demás. Para Auto-Amarnos saludablemente debemos hacernos conscientes del poder de nuestros pensamientos, afirmaciones y comportamientos, siendo sinceros y auténticos con nosotros mismos y los demás acerca de nuestros sentimientos y anhelos. Auto-Amarnos conlleva auto-conocernos y auto-pulirnos, de acuerdo a nuestra concepción del mejor mismo que cada uno pueda visualizar.  Si nuestro Amor-Propio está saludable, las relaciones con nuestro entorno también lo estarán y buscaremos manejar cualquier desavenencia de la manera más armoniosa posible. Siempre recordando que nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestra realidad interior. En la medida en que nos concientizamos de esto vamos trabajando los retos internos y externos, según nuestra auto-visualización. No hay más ciego que quien no quiere verse a sí mismo por dentro.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload