MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Entre lágrimas y arena

Tu mayor miedo son las alturas, o como te dijo en algún momento un amigo, caer de lugares altos. Sin embargo reconoces que para llegar a ser la mejor versión de ti, es algo que debes superar y trabajar. Es un concepto que te causa mucha ansiedad y estrés, y quieres que eventualmente deje de afectarte.

 

 

 

De viaje en Perú visitaste una región al sur de Lima conocido como Ica. Específicamente Huacachina, Ica. Al llegar sentiste más calor que en Miraflores y un clima muy muy seco. De hecho, era una región desiertica.  Tomaste un taxi y recorrieron unos 10-15 minutos desde la estación de bus hasta el lugar donde se hospedarían. Igual de ruidoso que Lima. Pasaron negocios, escuelas y casas, hasta llegar a una parte donde solo se veían montañas de arena.

 

 

 

 

Les dijeron que ya habían llegado, solo viste algunas estructuras de negocios normales, hasta que seguiste caminando. En la parte posterior de ese negocio "normal" había un oasis rodeado de palmas.  Estaba bordeado de otros restaurantes, hostales y tiendas.  Un lugar mágico e inesperado....El Oasis de Huacachina.  

 

 

Llegaron allí porque te habían recomendado hacer sandboarding. No sabías que esperar y por tanto la ansiedad comenzó a sentirse. Siempre has tenido problema cuando te quieres adelantar a los eventos, comienzas a pensar de más y te pones ansiosa, pero sabes que es algo que debes mejorar.  A eso de las 5:30pm pasaron a montarse en un "boogie" sin puertas y que le sonaba TODO (Algo como lo que se ve en el video).  Comenzaron a subir las montañas de arena, muy rápido, el ruido del carro te ponía más nerviosa y sentir que brincaban por todos lados no ayudaba, jajaja.  Luego de unos minutos eternos, que de seguro fueron 5, se estacionaron en el tope de una gran montaña de Arena....de ahí debían lanzarse en unas tablas. ¿Qué? ¿Qué Zair tiene que tirarse de cara por esa montaña de más de 50 pies? no, no, no, no...ahí si que no aguantaste y salieron las lágrimas, en tu mente había razón, no te pasará nada, pero no sabías como no tener miedo.  

 

 

Ves a tu hermano tirándose y dices, "No hay más break...tienes que hacerlo Zair".  Respiras muy hondo, y te diriges hacia el chofer, quien tiene una barra de cera que le pasa a las tablas para que resbale más.  Tres suspiros cortos, te acomodas como te indican (con el pecho en la tabla, manos firmes sujetando los tirantes de la tabla y piernas un poco abiertas y elevadas) y te empujan la tabla. Comienzas a gritar, pero a disfrutar el momento, ya no hay nada que hacer...te lanzaste. 

 

 

Acabaste abajo y agradeces, te aplaudes y aunque un poco temblorosa sonríes....LO HICISTE, COÑO.

Luego te tiraste dos veces más y terminaste viendo el atardecer.

Fue una experiencia que te hizo más fuerte, para muchos puede ser nada, pero para ti significó mucho.  

Ica, las dunas y lágrimas, de seguro un momento que recordarás...

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload