MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Empoderamiento de las madres lactantes

 

La lactancia es el acto de amamantar o de mamar leche materna. Como mamíferos, que somos los seres humanos, es un acto perteneciente a nuestra naturaleza. Sin embargo, en muchas partes del mundo se censura, confinando a las madres a lactar a sus hijos en lugares designados para esto (como baños públicos o cabinas especiales) u obligando a las madres a cubrir sus pechos como si se tratara de un acto de exhibicionismo. Puerto Rico no es la excepción y mucho se ha debatido sobre este tema e incluso, se han legislado leyes que protegen a las madres lactantes. Ahora bien, es muy lamentable que esto tenga que ocurrir en pleno siglo XXI y que todavía, todo lo relacionado al cuerpo continúe siendo un problema. Que un acto tan normal como alimentar a un niño con leche materna sea una «incomodidad» o sea considerado como «un acto de provocación sexual» es un ejemplo de que socialmente seguimos programados con ideologías machistas y que hay mucho por hacer para erradicar ideas tan retrógradas.

           

Actualmente, en Puerto Rico menos de un veinticinco por ciento de las mujeres que dan a luz llegan a los seis meses de lactancia, cuando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud a través de la Declaración de Innocenti (1990) es que:

 

 

 

«Como meta mundial para la salud y la nutrición óptima de la madre y del niño, todas las mujeres deberán poder amamantar  exclusivamente a sus hijos y todos los lactantes deberían ser alimentados exclusivamente a pecho desde el nacimiento hasta los seis meses de edad. Posteriormente,   los   niños   deberían   seguir   siendo   amamantados,   recibiendo   al   mismo tiempo alimentos complementarios apropiados y en  cantidades suficientes, hasta los dos años   de   edad o   más.   Este   ideal   de   alimentación   infantil   ha   de   lograrse   creando   una atmósfera apropiada de conciencia y apoyo para que las mujeres puedan llevarlo a la práctica.   El   logro   de   esta   meta   requiere,   en   muchos   países,  reforzar   la   "cultura   del amamantamiento"  y defenderla enérgicamente de la "cultura del biberón". Para esto se requiere adhesión y apoyo a la movilización social, aprovechando al máximo el prestigio y la autoridad de dirigentes reconocidos de la sociedad en todos sus sectores.  Debe tratarse de aumentar la confianza de las mujeres en su capacidad de amamantar»

           

Bianca Noroñas, productora de contenido y graduada de Comunicaciones de la Universidad del Sagrado Corazón es una joven madre que está tratando de educar y orientar sobre la cultura del amamantamiento o lactancia en Puerto Rico. Bianca es la fundadora del «Movimiento de Madres Lactantes de Puerto Rico», organización que tiene como meta el empoderamiento de la mujer a través de la lactancia materna. Esta no explica que: «Durante el embarazo de mi niña comencé a leer información sobre el proceso del embarazo, el parto, la lactancia materna y la crianza. A través del proceso me di cuenta que estaba adentrándome en un proceso de reeducación no solamente para mí, sino que para las personas que se encontraban a mi alrededor. Por esta razón, quise fundar esta organización y crear actividades educativas dirigidas a embarazadas, madres lactantes y sus acompañantes, así como también, grupos de encuentros de madres lactantes donde lactamos en público con el fin de normalizar la lactancia materna.

 

Lo cierto es que son muchos los factores que afectan el éxito de la lactancia materna en Puerto Rico como: el poco apoyo que recibe la mujer que desea lactar por parte de sus acompañantes de vida (parejas, amistades, familiares), la sexualización del «pecho» femenino, el trabajo fuera del hogar, los patronos que violan las leyes que protegen a las madres lactantes obreras, las campañas de publicidad de las leches artificiales, la pobre información de  proveedores de la salud sobre la leche materna, las prácticas hospitalarias, entre otros».

           

Si muchas madres lactantes experimentan acoso y rechazo por lactar en público, la situación empeora cuando la lactancia es extendida, o sea, cuando la madre lacta a un infante de más de un año de edad: «Algunas personas insisten en que debemos escondernos, taparnos o simplemente no debemos lactar porque piensan que no deseamos alimentar, sino que deseamos tener los senos expuestos para llamar la atención. Curiosamente estas personas no hablan por lo que ven, sino por lo que se imaginan pues muchas veces ni tan siquiera el pezón se ve».

 

Gracias a la organización fundada por Bianca la motivó a seguir trabajando con esta población tan importante y decidió tomar el curso de Educación en Lactancia con la Dra. Parrilla (draparrilla.com): «Como me encontraba desempleada no podía pagar el curso, pero mi sueño estaba cada vez más presente. Decidí hacer una campaña en Gofoundme y sin antes finalizar, me llegó una notificación de que un “Ángel” había ido al Recinto de Ciencias Médicas y había pagado mi curso completo. Esta oportunidad me dio mucha alegría y me llevó enfocarme aún más en mi meta. Durante el curso comprendí que si deseaba acompañar a las madres en su proceso de lactancia materna, iba a ser mejor si las acompañaba desde su embarazo y con mayor énfasis en su proceso del parto, ya que el mismo es clave en el éxito de la lactancia materna. Luego de nueve meses estudiando, me gradué en mayo de 2017 y actualmente estoy educándome como Doula y Educadora Perinatal en el programa Aunar del Municipio de Vega Baja. Estaré graduándome en septiembre de 2017. A su vez, estoy tomando el curso de Empresarismo para la Mujer en el Centro para Puerto Rico, ellos me están dando las herramientas y el conocimiento para crear mi propia empresa que la he llamado “Florecer Maternar” donde estaré ofreciendo servicios a domicilio a la mujer embarazada y sus acompañantes de educación perinatal y en lactancia materna, apoyo durante el parto (parto hospitalario o en el hogar) y apoyo postparto/lactancia materna».

           

El propósito de Bianca es seguir aportando a través de la educación: «Mi intención es que la mujer aprenda a empoderarse de su proceso, desde la base del amor y la comprensión, no solamente desde la realidad de ella, sino también comprendiendo la realidad de las demás personas que a veces complican sus procesos. También es necesario educar al pueblo; son varias las generaciones en las que la programación de cesáreas, las inducciones, la leche artificial son la orden del día, pero poco a poco, ladrillo a ladrillo, con amor lograremos una realidad mejor para el beneficio de la mujer en Puerto Rico y de su familia». 

           

Por último, otra de las pasiones de Bianca son las Comunicaciones y no descarta en un futuro muy cercano integrar el tema de la lactancia con el cine. Para conocer más sobre la organización Florecer Maternar puede acceder a sus páginas de Facebook: https://www.facebook.com/florecermaternar y https://www.facebook.com/madreslactantes.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload