Mediación Pre-Matrimonial: Lo que cada uno debería saber antes de dar el gran paso


¿Qué es la Mediación Pre-Matrimonial?

La Mediación Pre-Matrimonial tiene como objetivos:

  • Preparar a quienes tienen la intención, o están en proceso, de convivir o formar una familia y con ello evitar conflictos a largo plazo, y hasta posibles situaciones en las que se experimenten delitos por Violencia de Género, Violencia Intrafamiliar, Maltrato (en cualquiera de sus manifestaciones), otros.

  • Educar a la pareja sobre el valor que cada uno añade a la relación, la importancia del compromiso y la responsabilidad que ambos tienen, al momento de emprender esta jornada juntos o antes de que firmen el acta matrimonial.

  • Dialogar sobre temas relevantes como: sexualidad, el trabajo, las relaciones interpersonales con la familia y amigos, hijos, diversiones, gastos, creencias religiosas y hasta el uso del tiempo libre.

Rol del Mediador

El Mediador es la persona neutral que ayuda a facilitar la comunicación para que las personas puedan visualizar el problema, y trabajen en la búsqueda de las mejores soluciones. Su rol en la Mediación Pre-Matrimonial se puede recoger en los siguientes:

  • Detectar falsas afinidades que pueda tener una pareja en la etapa del noviazgo.

  • Ir hasta donde se genera el motivo del conflicto, y no esperar a que el mismo esté a la vista para atenderlo. Ésta es una excelente oportunidad para ir sobre las situaciones, las aportaciones de cada uno y los acuerdos o soluciones, estudiándolas y evitándolas desde el punto de origen.

  • Dialogar sobre “esas cosas que nadie se dice antes de casarse” y que son muchas veces las que provocan que surjan sentimientos, llevando a la pareja a experimentar celos, coraje, frustraciones, tristeza y hasta situaciones de Maltrato o Violencia.

  • Ofrecer ejercicios que la pareja pueda completar, por separado, haciendo un análisis de las personalidades a través de cuestionarios y/o entrevistas y poder identificar o saber cuáles son sus verdaderas intenciones y pensamientos.

  • Educar sobre el marco legal.

Hasta el momento, la iglesia y algunos profesionales ofrecen charlas pre-matrimoniales. También, la familia habla a cada uno acerca del matrimonio, pero una conversación generalizada quizás no tiene el mismo efecto en cada individuo, que el poder dialogar con una persona fuera del marco familiar.

Debemos tener muy claro que el noviazgo es una convivencia real, es una fase en la que cada uno está aprendiendo y conociéndose, la intención es que cada persona se muestra realmente como es. Por lo general, “las personas presentan sus mejores galas, pero muchas veces ocultan sus verdaderas intenciones”.

Como familia y sociedad, debemos ayudar a levantar buenos matrimonios para evitar más delitos y conflictos en la familia. ¿Cómo lo logramos? Se logra preparando a quienes tienen la intención de comenzar un proyecto de vida juntos, ya sea conviviendo o si están en proceso de formar una nueva familia.

Anímate a utilizar Mediación y a dialogar de esos temas que son tan importantes para ti y tu pareja antes de dar el gran paso.

¡Escoge Mediación y recuerda que un Acuerdo es una Solución!

"La Mediación minimiza lo que pasó, está a favor de una mejor calidad de vida y de relaciones saludables en el futuro.” -- Verania Butler Cabassa

Verania Butler, MSC/MFC

Mediadora Certificada M-2565

Tel. 787-533-3962

Correo electrónico: vbutler_mediacion@yahoo.com

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión