MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

San Sebastián ícono del arte y patrono contra la peste: tradición presente en Veracruz

April 5, 2017

Rosario Gómez Barquín 

 

Una de las tareas fundamentales de mi ejercicio profesional es recuperar a Veracruz como una ciudad realizadora de arte en distintas ramas. Al traer a la mente esta ciudad bañada por el mar del Golfo, pensamos en el inicio del proceso de transculturación en México, los procesos históricos forjados para una nación y en la riqueza  comercial, por la posición estratégica del puerto; pero en nuestra ciudad, ¿hay tradiciones?

 

Sí hay una, recuperada desde 2008, alusiva al Santo Patrono, donde realizadores artísticos prologan la figura de San Sebastián como un ícono del arte.

 

El nombre de Sebastián quiere decir ‘digno de confianza, venerable’, y estos adjetivos se asocian al Protector contra la Peste, al de los Atletas, al de los pobres y, de forma simultánea, al Patrón de Veracruz puerto. Él fue un soldado, jefe de la Guardia Pretoriana quien defendió a los primeros cristianos durante un Imperio Romano fragmentado por diversas razones, pero sobre todo por la presencia de la nueva ideología, la del Nazareno, la del judío divisor de su pueblo.

 

 Enriqueta Aguirre

 

Algunos datos históricos, registran el nacimiento de San Sebastián canonizado por el Papa Cayo III, en Narbona Francia y otros en Milán. Los registros coincidentes lo ubican en la Tetraquía Romana, con Dioclesiano y Máximano en el poder ante la presencia de Constantino en Bizancio.

 

Tal  escenario fue adverso para las comunidades proselitistas de Cristo, las catacumbas y lenguajes claves eran los sistemas de comunicación para los paleocristianos,  personas perseguidas y asesinadas, sin embargo tuvieron defensores, uno de ellos Sebastián, el  valiente soldado romano.

 

Luis Mellado 

 

Decidido  y convencido de la nueva doctrina de amor y fe, es descubierto por navegar entre dos aguas y se le condena a morir atravesado por flechas. Este fue el primer costo para el soldado, quien  no muere en este primer intento, gracias a Irene otra cristiana,  quien lo cura .

 

Sebastián, una vez recuperado, arrostra a Dioclesiano por su actitud, pero éste, convencido del peligro y la  traición, ordena lo maten con certeza y arrojen su cuerpo a las cloacas. La leyenda cuenta que, una vez hallado, el cuerpo del mártir estaba incólume y por esto se le conoce como Patrono contra la Peste.

 

La Historia ha distinguido a Sebastián apuesto y de buenas proporciones físicas; unos aseguran esto era una condición para pertenecer a la Guardia Pretoriana y otros lo comparan a una divinidad griega, que junto con su tortura aseateada lo convirtieron en Apolo del Arte.

 

San Sebastián ha fascinado a creadores plásticos desde su canonización. Los pintores más famosos del mundo se  han sentido atraídos por su imagen y pasado, y le convierten hasta hoy en el santo más recreado. Piero de la Francesca, Mantegna, Bellini, Antonello de la Mesina, Perugino, Leonardo, Rafael, Boticelli, Durero, El Geco, Rubens, Bernini, Carrachi, La Tour, Redón, Daumier, son algunos de los famosos plásticos creadores de imágenes inolvidables de San Sebastián, cuyo tormento prosigue hasta nuestros días.

 

Susana García Ruiz 

 

México no queda al margen. Ángel Zárraga lo pintó en un gran óleo, Diego Rivera lo dibujó y creadores del siglo XX como Rafael Cauduro y el veracruzano Nahum Zenil de igual modo hacen su original versión de San Sebastián, tal como sucede con La Venadita de Frida Kahlo. Sumado a este preliminar artístico, San Sebastián es Patrono de varias ciudades, entre ellas en el País Vasco, en Río de Janeiro, en Catamarca Argentina y en Veracruz.

 

El contexto se recupera en el año 2008 cuando  el presbítero Víctor Manuel Díaz Mendoza, el escritor Miguel Salvador Rodríguez y una servidora se dieron a la tarea de recuperar esta tradición, testimoniada por el Nosocomio San Sebastián, hoy Instituto Veracruzano de la Cultura, por un callejón con su nombre y por dos figuras del santo en la Catedral de la ciudad.

 

Isidro Laisequilla 

 

El puerto, como lugar amurallado, fue carente de salud pública. Constantemente diezmado por plagas y epidemias, se le coloca a extramuros para proteger a la ciudad contra pestes a causa de una donación por parte de familias españolas, motivo hasta hoy presente, pues el siglo XX también lo abrazó como protector contra el Sida y el escarnio contra la homosexualidad.

 

San Sebastián, por tales razones, es estandarte de densa social y escritores, dramaturgos y cineastas así lo avalaron en sus discursos artísticos; Mishima, Tenesse Williams y Pasollini. En 1968 Carl Fisher toma una fotografía y esta da la vuelta al mundo: Mohamed Alí como San Sebastián.

 

 Valeria Beirana

 

A guisa de arte, religión se da el culto a los santos, María Zambrano en su libro El Hombre y lo Divino lo subraya…el mundo sagrado es la realidad desnuda, hermética, sin revelar. En la inmensidad el hombre quiere orientarse con estas acciones sagradas. Lo primero que se le ocurre no es pensar, sino hacer y en el hacer hay algo pasivo que pensar y en la acción sagrada, como pasiva se muestra la ambigüedad del sacrificio, suprema acción que solo el hombre o una estirpe tiene derecho a realizar…..  y nosotros agregaríamos, solo de esta manera se justifican la continuación en óleo, técnicas mistas, esculturas, fotografías, arte objeto de nuestros personajes sagrados, debido al ansia de permanecer atado a la cruenta realidad circundante.

 

En Veracruz, San Sebastián ya es un fenómeno. Varios miembros de la comunidad plástica porteña e invitados se apuntan a esta liturgia, religiosa y festiva depende de la perspectiva con la cual se mire y se viva.

 

Distintos han sido los escenarios donde se han realizado exposiciones a San Sebastián en el puerto de Veracruz desde el año 2008 y este año fye en la  Catedral lo místico y lo creativo se dieron   cita con los lenguajes y metáforas visuales de: Amanda Canela, Bernardo Antonio Pérez, Carlos Sanabia, Jorge, Tadeo y Carlos Rodríguez, Georgina Malpica, Eva Ríos, Eloísa Remes, Valeria Beirana, Ingeborg Lara, Daniel Padilla, Isidro Laisequilla, Rosario Gómez BarquínMartí, Olga Munguía, Lucero Graham, Hellens Sánchez, Héctor Ruiz, Enriqueta Aguirre, Paulina Lagos, Loretto San Martín y Néstor Andrade donde luz, color, sombras, flechas, troncos e inmolaciones nos plantarán una directriz de esteticismo y ética…..por esta y varias razones decidimos compartir con otros públicos esta liturgia, no solo religiosa sino plástica, para redimensionar a Veracruz, una ciudad próxima a cumplir 500 años, como un sitio ofereante de arte.

 

Obispo de Veracruz Luis Felipe  Gallardo, pbto Víctor Díaz e Ivonne Moreno

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload