MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Denuncia y solidaridad a través del arte en el 7mo Festival Internacional de Poesía y Arte Grito de Mujer

 

En un techo bajo las estrellas, un clima abrazado por aires montañeses y ambiente custodiado por las musas se celebró el 7mo Festival Internacional de Poesía y Arte Grito de Mujer de Puerto Rico en la Escuela Municipal de Bellas Artes Miguel A. Juliá Cabrera de Cayey el sábado, 18 de marzo de 2017. El mismo contó con el talento de jóvenes y adultos que aunaron esfuerzos para denunciar y concienciar sobre la violencia contra la mujer: el Ballet Folklórico de la Escuela de Bellas Artes de Cayey deleitó a público al ritmo afrocaribeño de la bomba; un grupo de teatro compuesto por estudiantes de las escuelas de Bellas Artes de Cayey y Maestro Ladí de Vega Alta presentaron un performance inspirado en las cifras del 2016 de las víctimas de violencia contra la mujer en Hispanoamérica; y el goce musical estuvo a cargo del dúo de Wina Flores y Leo Díaz  y de Niñas en la Trova, Dalimar Colón, Raizell Rivera Ocasio y Gabriela M. Cartagena Colón, acompañadas por el cuatrista Pablo Figueroa y el maestro de guitarra José Miguel González. Annie Solís y Areli Vázquez Solís, madre e hija, declamaron poemas de Julia de Burgos. 

 

 

En Grito de Mujer, la poesía es el arte con el rol protagónico. Alrededor de veinticinco poetas declamaron sus creaciones literarias, que además, forman parte de la antología de Grito de Mujer 2017 titulada Sueños rotos, entre ellos: Mildred de Santiago Serrano, Gadiel Concepción, Jeanette Rodríguez Colón, Cecilia Argüelles Ramos, Jessika Reyes Serrano, Mary Eli Marrero Pérez, Mayrim Cruz Bernal, Sarah Dalila Cruz Ortiz, Yeileemar Santos Miranda, José Ernesto Delgado Hernández, Tyffanie Cruz Colón, Yolanda López López, Walberto Vázquez, Lynette Mabel Pérez Villanueva, Idalisse Colón Ferrer, Isabel Caballer Correa, Celia Altschuler, Josefa María Pabón Rodríguez, María de los Ángeles Camacho, Magaly Quiñones, Iris V. Pujols, Lourdes M. Collazo Algarín, Milton A. Curcio Colón, Nanim Rekacz, Nora Cruz Roque, Zulma Quiñones Senati y Jael Uribe. Según nos indicara la coordinadora del evento en Puerto Rico, Zulma Quiñones Senati, este año la antología poética además de ser impresa, también será publicada en formato virtual gracias a la colaboración de Xabier Susperregui Gutiérrez.    

  

 

Sobre algunos de los participantes del evento y de la antología, pudimos conversar con José Ernesto Delgado Hernández  quien participa por primera vez en Grito de Mujer, gracias a la destacada poetisa (poeta) Lynette Mabel Pérez Villanueva que le hizo el acercamiento para que enviara un poema de su libro La Brújula de los pájaros. Sobre sus inicios en la poesía nos cuenta que comenzó siendo muy joven, como a los quince años. Resulta que en una mudanza encontró un libro viejo, sin portada y remendado con cinta adhesiva que llamó su atención, era Rimas y leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer. Luego, años más adelante, en la escuela superior Manuela Toro Morice de Caguas, encontró en un zafacón una gran cantidad de libros, muchos de ellos eran Poemas prohibidos de José Ángel Buesa. Estos dos “accidentes” con la poesía trazaron su ruta poética. Ha publicado cuatro libros, Bajo la sombra de las palabras (2011, Casa de los poetas), Tatuajes del amor a la piel  (2013, Casa de los poetas), La Brújula de los pájaros (La casa Editora de Puerto Rico, 2016) y A vuelo de pájaro, breve antología   (Edición de autor con La Impresora, 2016). También, ha sido invitado a presentar sus libros en Montevideo, Ecuador, New York, México y Cuba. Nos confiesa que aunque no está muy "empapado" con el feminismo, sí ha sido muy vocal en cuanto a la enseñanza de perspectiva de género en las escuelas públicas, en que haya equidad entre hombres y mujeres dentro del ambiente laboral, artístico, educativo y cultural entre otros: "Tengo una hija de 7 años y una chispa que llega en par de semanas (quizás ya haya llegado al ser publicado esto) entonces dentro de la sociedad machista patriarcal que vivimos yo me debo a ellas, me debo a enseñarles la igualdad entre mujeres y hombres, me debo a que sepan que su respeto y dignidad no es un artículo que se regala y me debo a enseñarles que siendo mujeres no hay razones para sentirse menos que ningún hombre y que siempre serán capaces de hacer las cosas igual o mejor que nosotros. Además de que yo crecí con mi mamá y vi en ella todos los esfuerzos de una madre prácticamente soltera en una cultura machista y fue muy duro verla batallar y batallar hasta hacerme lo que soy. Eso, en gran parte, me ha llevado a tener una visión más amplia de la mujer como compañera de vida y eliminar esa "tradición patriarcal" de que ellas son propiedad y mercancía de los hombres, y, eso es lo que trataré de que mis hijas entiendan”.

 

 

Sobre participar en el evento Grito de Mujer 2017 señala que: "La poesía es una actividad humanista entiendo que tanto hombres como mujeres debemos apoyar estas causas porque si es cierto que vivimos en una sociedad machista patriarcal, también, es cierto que culturalmente hemos crecido con esas "enseñanzas" machistas en el seno de nuestras familias y muchas veces hay mujeres siendo machistas con ellas o sus compañeras féminas y eso si es triste, pero entiendo que no es un comportamiento de personalidad como tal, sino uno más bien cultural que se ha enraizado más y más hondo con el pasar de los años. Por suerte o como quieran llamarlo, vivimos unos tiempos de mucha información y hay un ejército de mujeres dando cátedra de lo que es la defensa de los derechos de la mujer y otros tantos que se violan y a ellas mis más grandes respetos. Pero regresando al tema, como poetas tenemos una responsabilidad inmensa con la palabra y con lo que decimos y cómo lo decimos. Por eso he tomado con seriedad la poesía y he decidido utilizar la poesía como una herramienta de cambio social para que más personas conozcan las realidades no solo de Puerto Rico sino del mundo y lo trato de hacer por medio de la poesía. Pero así como Grito de Mujer existe y convoca, hay muchos otros que hacen sus gestiones y son muy vocales en sus reclamos y cada vez veo más hombres comprometidos con estas causas y siendo más sensibles y eso es magnífico porque quiere decir que los hijos e hijas de estos hombres comprometidos con la causa de la mujer y la perspectiva de género serán en el futuro los compañeros y amigas de mis hijas y juntos seguirán la marcha por un mejor país". El poema de José Ernesto incluido en la antología, Sueños rotos, se titula “Me duele esta ciudad sombría” y es inspirado en una noticia, como la mayoría de los poemas de su libro La Brújula de los pájaros: “Este poema en específico, lo escribí luego de la trágica noticia de un niño abusado, maltratado y abandonado en una playa por su padrastro. En la mayoría de los poemas de La Brújula de los pájaros, mi hija Adriana, juega un papel importante en cada verso. En este poema le hago un recuento a ella de lo que sucede en las calles del país y cómo ante toda esa violencia yo estoy ahí queriendo defenderla, pero esa defensa también es hacia toda la niñez porque Adriana es símbolo de todos los niños y niñas del mundo”.

           

 

Como ya mencionáramos, otra de las participantes de este evento es Lynette Mabel Pérez Villanueva, posee una amplia trayectoria de publicaciones que hasta ahora cuenta con siete títulos: Imaginería (2010), Psicodelias urbanas (2011), Mujer moderna (2013), Mundo cero (2013), Ars memoriae (2014), Ciclos (2015), Piel de laboratorio (2016). Próximamente Gato Malo Editores publicará su nueva antología poética titulada Obelisco. Lynette Mabel, además, ha participado en varias de las antologías poéticas de Grito de Mujer, entre ellas: en No más con su poema “Apedreamiento”, inspirado en las mujeres de Arabia que son apedreadas hasta morir; en Suturas con su poema “Cadáver de mariposas”, inspirado en los abusos contra la mujer en todo el mundo y dedicada a las hermanas dominicanas Mirabal; y en Flores silvestres con su poema “La vergüenza de ser libre”, que es inspirado en la falta de libertad de la mujer en la sociedad patriarcal. Este año, participa de la antología Sueños rotos con su poema “Muñeca de cuerda”, que fue inspirado en un diseño gráfico del artista Michael Oswald en el que una muñeca se da cuerda así misma, en dicho poema presenta el tema de la mujer que es “arreglada” o manipulada al antojo de un juguetero (sociedad patriarcal). Sobre su obra poética y su participación en Grito de Mujer señala que: “En mis obras siempre trato de destacar la figura femenina desde todas sus facetas o concepciones, desde la real (humana) hasta la mitológica. Como mujer y artista para mí es necesario concienciar a través del arte y participar de eventos como Grito de Mujer, que propician el foro para discutir temas como el femicidio, infaticidio, los crímenes de odio, entre otros. Es necesario exponer y denunciar estos abusos con pasión porque el arte es pasión y qué mejor manera de levantar el puño de la denuncia y solidarizarse con creatividad y sensibilidad a través de la poesía”.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload