MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

Desarrollando el lenguaje a través de los cuentos

 

Como maestra de nivel elemental y madre de una bebé de un año y cinco meses, una de mis mayores preocupaciones es el desarrollo eficaz de su lenguaje.  Leer cuentos al bebé es una de las herramientas más poderosas que tenemos para potenciar el desarrollo del lenguaje.  Por eso, tanto con mi chica de 9 años como con la beba de un año, comencé mi tarea de leerle cuentos desde el embarazo.  Además de ser una experiencia única y maravillosa fue una enriquecedora ya que he podido ver resultados muy favorables para ambas.

 

Hoy quisiera hablarles sobre la relación entre la adquisición del lenguaje (habla) y la exposición de los bebés a la lectura temprana (de los 0 a los 3 años). Les voy a compartir una serie de conclusiones de prestigiosos estudios que demuestran el enorme potencial de la lectura temprana compartida en la adquisición del habla.

 

Es conocido que durante los primeros seis años de vida los niños construyen los cimientos para ser lectores competentes, por lo que los especialistas recomiendan que los bebés tengan contacto con los libros desde bien pronto.

 

Leer en voz alta es ampliamente reconocido como la actividad más importante a realizar para apoyar el desarrollo del lenguaje. Entre otras cosas, la lectura en voz alta crea conciencia fonológica en los niños, un potente predictor de éxito en la lectura.

  • “Leer en voz alta a los niños pequeños no sólo es una de las mejores actividades para estimular el lenguaje y las habilidades cognitivas ; también construye la motivación , la curiosidad y la memoria.” Bardige, B. Talk to Me, Baby! (2009), de Paul H Brookes Pub Co.

  • “Leer en voz alta estimula el desarrollo del lenguaje, incluso antes de que un niño pueda hablar”. Bardige, B. Talk to Me, Baby ! (2009 ) , de Paul H Brookes Pub Co.

  • “Las investigaciones muestran que mientras más palabras utilizan los padres al hablar a un bebé de 8 meses de edad, mayor será la cantidad de vocabulario de sus hijos cuando cumplan los 3 años”. Hart , B. Risley , T. las diferencias significativas en las experiencias cotidianas de Young American Children (1995) , Paul H. Brookes Publishing Co.

  • “Las intervenciones de lectura temprana fueron eficaces en la promoción del lenguaje expresivo y receptivo de los niños. Los beneficios de las intervenciones aumentaron en función del momento de inicio de la lectura temprana y de la duración de la misma”. Dunst, Carl J.; Simkus, Andrew; Hamby, Deborah W. (2012). Effects of Reading to Infants and Toddlers on Their Early Language Development.

  • “Promocionar el hábito de la lectura desde edades tempranas influye no sólo en la capacidad lectora sino en el desarrollo integral del niño o niña”. Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap)

 

Al leer un cuento a nuestros pequeños fomentamos el desarrollo de la lectura emergente.  Antes de los 2 años, la lectura emergente significa la toma de contacto con el texto impreso, comenzando por diferenciar dibujos y objetos de las letras, conocer que ambos se relacionan entre sí, y más adelante empezar a conocer la estructura de las historias narradas, que contienen principio, desarrollo y final. 

 

A nivel cognitivo-emocional, la lectura emergente significa acercarse a otras realidades y, aunque muy ligada a los sentidos (estadio sensorio-motor), es transmisora de emociones (a través de las voces, el tono...). La lectura emergente es también acercarse y familiarizarse con un nuevo objeto lúdico que es el libro, para el cual se puede dedicar un momento mágico del día.  A partir de los 2 años, el niño deja de ser prelingüístico, por lo que esta lectura emergente se dirige ahora hacia el progreso del lenguaje y al enriquecimiento de su vocabulario. Con ello se va formando los cimientos para el posterior desarrollo de la lectura.  Cuando el niño inicie el aprendizaje de los grafemas (algunos expertos afirman que debería ser a partir de los 3 años) empezará, a su vez, la interpretación de que esos pequeños trazados son las letras. A partir de este momento se abre un camino de infinitas posibilidades para el desarrollo de la persona.

Por último, leer cuentos a nuestros pequeñines:

  1. Nos ayuda a pasar más tiempo con nuestros pequeñines.

  2. Aumenta nuestros lazos de afectividad con ellos. 

  3. Le enseña al bebé a comunicarse. Esto hará que nuestros pequeñines sean más conversadores y sociables.

  4. Aumenta en ellos la curiosidad, la creatividad y la imaginación, desarrollando aptitudes de audición, memoria y vocabulario.

  5. Desarrolla su capacidad de imitación de ruidos y sonidos, introduce conceptos como los números, las letras, los colores y las formas de una manera divertida, así que se animarán a repetir palabras ampliando su vocabulario.

  6. Les da a los pequeñines información sobre el mundo que los rodea.

Pero la razón más importante para leerle en voz alta a su hijo es establecer una conexión entre las cosas que su pequeñín más quiere: su voz (y estar cerca suyo) y los libros. Pasar tiempo leyéndole a su pequeñín demuestra que la lectura es una aptitud que vale la pena aprender. Y si a los bebés y los niños se les lee con alegría, entusiasmo y creando un vínculo especial, comienzan a asociar los libros con la felicidad y se comienza a crear un amor por la lectura.

 

Espero que este artículo les haya ayudado un poco a entender porque es tan importante fomentar la lectura desde los primeros años de vida de nuestros pequeñines y a entender lo importante y beneficioso que es sacar de nuestro ajetreado tiempo para crear este espacio mágico y maravilloso que marcará la diferencia en sus vidas para siempre.

 

¡Así que a leer se ha dicho!

Referencias:

https://cuentosparacrecer.org/blog/desarrollo-lenguaje-a-traves-cuentos/

https://kidshealth.org/es/parents/reading-babies-esp.html

https://www.bebesymas.com/desarrollo/beneficios-de-fomentar-lectura-temprana

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload