¡Enamórate de… tu sueño!


Todas hemos leído sobre la necesidad de dormir ocho horas al día para que nuestro cuerpo y mente se recuperen, y para mantener una salud óptima. Eso es real. El sueño, el buen sueño es esencial para la buena salud física y mental. Estoy segura que todas quisiéramos dormir esas ocho horas, pero tenemos demasiadas cosas que hacer, o un estrés general continuo, o preocupaciones específicas que nos mantienen despiertas hasta altas horas de la noche. Ese, para muchas de nosotras, es nuestro estado normal.

A veces recurrimos al alcohol o a soluciones químicas buscando alivio para el problema de falta de sueño. Muchas de estas soluciones a corto plazo producen nuevos problemas que afectan aún más el sueño y provocan otras dificultades a nuestra salud. Sin embargo, la naturaleza nos ha provisto con soluciones sencillas que, bien utilizadas, pueden ayudarnos grandemente a conseguir el sueño y descansar adecuadamente cada noche.

Nosotras utilizamos una mezcla de aceites esenciales en nuestro difusor para apoyar un descanso real, librarnos de una mente súper activa en la noche y unas horas de sueños estresantes. Poco a poco hemos visto como los problemas del sueño han ido desapareciendo y en su lugar logramos dormimos más rápido y descansamos mejor cada noche.

Nuestra solución es colocar dos gotas de cada uno de los siguientes aceites esenciales en nuestro difusor:

  1. Naranja Silvestre (Wild Orange)

  2. Serenity

  3. Balance

El aceite esencial de naranja silvestre tiene efecto antidepresivo, anti inflamatorio, antiséptico, bactericida y de sedante nervioso. Serenity combina los aromas relajantes de lavanda, mejorana, manzanilla romana, e Ylang Ylang con los cálidos aromas del sándalo hawaiano y la vainilla, que calman la mente y relajan el cuerpo, proporcionando un refugio contra los factores causantes de estrés en la vida diaria. Balance mezcla picea, palo de rosa, incienso y blue tansy para una fragancia atractiva que promueve tranquilidad y una sensación de balance. *

Encendemos el difusor unos treinta minutos antes de la hora en que queremos dormir y poco a poco vamos sintiendo el efecto calmante y relajante. Al cabo de un rato vamos deslizándonos hacia el sueño y durante la noche no tenemos problemas con dormir de corrido hasta el amanecer.

Esta es una de varias soluciones naturales que están a tu alcance a la hora de irte a la cama. Puedes hacer otras combinaciones o utilizar los aceites en tu cuerpo para darte el apoyo necesario para dormir bien.

Enamórate de tu sueño y verás como aumenta tu productividad, logras un mejor balance mental y corporal, y te sientes más alegre y relajada durante el día. ¡Trátalo y cuéntanos cómo te va!

Para más información sobre estos y otros aceites esenciales para tu bienestar, escríbenos a: edicionmcv@gmail.com.

* Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la Food and Drug Administration. Este producto no tiene el propósito de diagnosticar, tratar, curar ni prevenir enfermedad alguna.