Mujer con Visión: Ginny Laureano


Cuando Mujeres con Visión decidió resaltar a las mujeres que se destacan en cada pueblo de la isla, tratamos de buscar pueblos más allá de los que comúnmente se utilizan para comenzar este tipo de proyectos. Queríamos un pueblo de tamaño mediano con ciertas características especiales: en proceso de cambios económicos y sociales, con actividades variadas para a población y con una primera dama o alcaldesa activa en los asuntos del pueblo.

Se barajaron varios nombres, pero finalmente nos decidimos por Vega Baja. El pueblo del Melao Melao pasó por momentos difíciles hace algunos años y enfrentó uno de los problemas más serios para nuestro país: la falta de confianza del pueblo en las instituciones gubernamentales. Luego de cuatro años de un nuevo gobierno, el pueblo ha comenzado a despuntar nuevamente (Vega Baja ha sido, desde su fundación, un pilar importante del quehacer puertorriqueño en el corredor que discurre entre el área metro y Arecibo) y a ofrecer mejores oportunidades para sus residentes. Así, nos comunicamos con su primera dama, Ginny Laureano, y le pedimos que nos ayudara a lanzar esta nueva sección de nuestra revista.

Nos encontramos con Ginny temprano en el día pautado. El lugar escogido fue el Museo Casa Portela en el casco urbano. Este Museo es buen ejemplo de los cambios que se han realizado en Vega Baja, ya que ha experimentado un renacer que resulta obvio cuando caminamos por las distintas exhibiciones que se presentan. Está bien manejado y cuidado, y ofrece un espacio idóneo para encontrarnos con las mujeres vegabajeñas.

Ginny iba y venía por todo el Museo asegurándose de que todo estuviera preparado para nuestra visita y que las mujeres invitadas estuvieran listas para sus entrevistas. Fue una grata sorpresa ver que decidió dar prioridad en las entrevistas a las demás invitadas. Luego de compartir con ella un ratito nos dimos cuenta de que esa es su personalidad: servir antes de servirse. Eso confirma que hicimos una buena selección para nuestra Mujer con Visión. Y hablando de esa visión, entramos en su entrevista:

Sobre su labor como Primera Dama nos dice que al principio fue un proceso arduo pero enriquecedor, donde tuvo experiencias y oportunidades de hacer el trabajo e impactar a la gente en nuevas formas. Durante toda la entrevista Ginny regresaría a ese punto: la importancia de tocar a la gente, conocerles de cerca y experimentar juntos la realidad que vive el pueblo.

Como mujer, más allá de ser Primera Dama, sintió que la oportunidad para desarrollarse en diferentes aspectos era toda la recompensa necesaria para cualquier esfuerzo. Por ello decidió aprender y crecer cada día más, desarrollar su creatividad a partir de las experiencias vividas y utilizar esos conocimientos para su vida como mujer, esposa, primera dama y ciudadana.

Ginny nos habló de varios proyectos que se desarrollaron durante los primeros cuatro años. En especial nos habló de los distintos proyectos con niños, entre los cuales se encuentra EduAventuras: campamentos recreativos-deportivos, pero con fines terapéuticos. Estos campamentos dirigidos a niños con necesidades especiales de aprendizaje fueron diseñados para reforzar las herramientas que necesitan para mantenerse activos durante vacaciones. Las actividades sirven para que exploren diferentes experiencias y se utilizan los deportes como terapia.

También se dedicó a dar apoyo en diferentes áreas, especialmente en la salud. Uno de los proyectos especiales fue el dirigido a los empleados municipales. Se hicieron ferias de salud para los empleados que produjeron un programa preventivo de nutrición, con atención en el área física y emocional. “Fue un proceso de cambio de vida increíble, dicho por ellos mismos,” nos confiesa Ginny. Este tipo de dinámica ha sido muy productiva, ya que los primeros participantes sirven de apoyo a los que le siguen.

En cuanto a los planes para los próximos cuatro años, nos menciona que la estabilidad alcanzada en el Municipio les permite comenzar a desarrollar proyectos más ambiciosos tales como el desarrollo empresarial de la mujer. Comenzarán una serie de talleres y conferencias interactivas dirigidas a ayudar directamente a las mujeres a desarrollar sus ideas de negocios, ya sea para empresarias existentes como para las que quieren comenzar sus empresas propias. Las actividades estarán dirigidas a capacitarlas y darles apoyo durante el proceso de formación, desarrollo y manejo de sus proyectos.

Otro proyecto que se ampliará con nuevas ofertas es el dirigido a la comunidad envejeciente. Ginny entiende que la necesidad en este sector es apremiante y que el Municipio tiene que tomar las riendas en el desarrollo de nuevos proyectos públicos y privados para ese sector. Entre las ideas que se trabajarán están la de nuevos desarrollos de vivienda, actividades, talleres, entretenimiento, educación e impacto social y comunitario.

Como tercer proyecto principal, Ginny se hace eco del lugar especial que ocupan los estudiantes en la vida de su esposo, el alcalde Marcos Cruz (maestro de profesión). Para los jóvenes, pretenden lanzar un proyecto que incluya una clínica con un psicólogo licenciado para que los estudiantes puedan traer sus problemas y se diseñen métodos para resolverlos, canalizarlos y permitirles un desarrollo educativo y social que les prepare mejor para lograr sus metas futuras.

Luego de la entrevista tuvimos muchas oportunidades de conversar con ella y atisbar en sus muchas facetas de mujer. Encontramos a una persona sensible, seria en sus convicciones, con una fe fuerte y centrada en su trabajo con el pueblo. Las ideas que emanan de su mente, sin duda provenientes de esas experiencias de las cuales nos habló desde el principio, solo tienen los límites que imponen la situación económica del país. Sin embargo, Ginny está confiada en que el sector privado y no gubernamental se convierta en aliado de muchas de las propuestas y poco a poco construyan en Vega Baja una comunidad solidaria, un lugar con la calidad de vida que todos los ciudadanos desean. En lo que a nosotras respecta, apostamos a que esta Mujer con Visión, junto a muchas otras que ya se le unieron y las que están por llegar, logrará éxitos espectaculares en su gestión. Después de todo, nada puede detener a una mujer con propósito.

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión