MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión

La Juana de Arco de Comerío

 

 

En el período medieval hubo una mujer que desafió lo imaginable para una campesina analfabeta. Juana de Arco fue una valiente mujer que vestida de hombre logró dirigir el ejército francés, logrando la expulsión de los ingleses de su país. Sin embargo, terminó siendo atrapada por los borgoñones y entregada a los ingleses. Fue acusada de herejía y brujería por lo que fue condenada a morir en la hoguera. Inspirados en la historia de esta mujer, algunos han utilizado su nombre para asignárselo a mujeres de fuertes convicciones capaces de romper el orden establecido a nombre de la justicia.  En Puerto Rico, a principios del siglo XX Juana Colón se destacó en la lucha obrera y sufragista. Por sus gestas se le conoce como la “Juana de Arco de Comerío”.

 

Juana Colón

1886-1967

Foto tomada de https://abeyno.wordpress.com/

 

Juana Colón nació el 27 de marzo de 1886 en la hacienda cafetalera en el Barrio Río Hondo de Comerío, propiedad de Julián Colón Rivera. Sus padres fueron unos esclavos emancipados y analfabetas que vivieron como agregados en dichas tierras. Esta mujer, de ideas socialistas y anarquistas, tuvo que enfrentar a lo largo de su vida discrimen y marginación. Dada a las circunstancias, no pudo asistir a la escuela por lo que desde joven se dedicó a los servicios de lavandería y planchado. De este modo ayudaba económicamente a su familia, la cual era numerosa. Cabe destacar las vicisitudes que enfrentaban las mujeres que se dedicaban a esta labor. Además, de ganar una miseria, tenían que caminar largas distancias con grandes cantidades de ropa para llegar al río o la quebrada. También si alguna pieza de ropa se le extraviaba o se la robaban recaía en ellas toda la responsabilidad y en los peores casos la inesperada llegada de golpes de agua que podía acabar con sus vidas. 

 

 

Lavanderas comerieñas

Fotografía de Miguel de Casenave

Disponible en http://attiliomoscioni.photoshelter.com/image/I0000Q9aArdnpUmw

 

En 1912, siendo madre soltera, llegó a la zona urbana de Comerío. Durante las primeras décadas del siglo XX este municipio se caracterizó por ser uno de gran importancia para la industria tabacalera. Es allí que Colón entra en mayor contacto con los tabaqueros y despalilladoras de la zona. Estos/as eran explotados/as en áreas de trabajos infrahumanas y tan solo ganaban unos 25 centavos por su labor diaria. Colón a pesar de que nunca entró a trabajar en una fábrica se distinguió por su solidaridad en hacer suya la lucha por los derechos de los/as trabajadores/as de tabaco. Por esta explotación laboral hizo que estallara la huelga de 1919. Entre el grupo de personas que estaban luchando por mejores condiciones de trabajo y una paga justa estaba la Juana de Arco de Comerío. Esta manifestación se desarrolló con incidentes violentos. El evento fue abatido a tiros por los capataces y la policía quienes, defendiendo a los grandes intereses, hirieron a algunos/as de los/as manifestantes y a otros les quitaron la vida. Un grupo de personas fueron arrestadas, entre ellos Colón, a quien se le impuso la multa más alta entre los detenidos, de $800.

 

 

Comerío y la industria tabacalera

Foto tomada entre 1898 y 1917.

Colección de Fotografías de A. Moscioni disponible en http://bibliotecadigital.uprrp.edu/

 

Colón también tuvo un papel activo en el espacio político de su municipio. Esta mujer fue parte de los Fundadores de la Primera Sección Socialista de Comerío. Durante las décadas de 1920 y 1930, Colón participó en las actividades del Partido Socialista, destacándose por sus cualidades como oradora. Personas que la escucharon señalan sus dotes de persuasión y sinceridad. A través de sus discursos denunciaba los sectores que abusaban de su poder económico y social.

 

Colón continuó con su lucha, esta vez como sufragista. Cabe señalar, que el Partido Socialista fue el primero que se declaró oficialmente a favor del derecho al voto de las mujeres. En 1932 votaron por primeras vez las puertorriqueñas que supieran leer y escribir. Por lo tanto, miles de puertorriqueñas quedaron excluidas de este derecho. Ante tal desigualdad, Colón junto a otras mujeres obreras no se quedaron calladas. Lucharon para que este derecho fuera universal. Las acciones y voces de protestas para que las analfabetas pudieran votar fueron escuchadas. En las elecciones de 1936 todo hombre y toda mujer mayor de 21 años, ciudadano/a estadounidense tuvo su derecho al voto libre y secreto.

 

Estudiar los movimientos y las luchas sociales sin hacer un acercamiento al papel de las mujeres en ese momento, sería un trabajo incompleto. Mujeres como Colón demuestran que no hay “peros” a la hora de velar por nuestros derechos y por aspirar hacia una sociedad justa. Colón es un ejemplo digno de valentía y solidaridad. Pese a que no trabajó dentro de la industria tabacalera, el ver las injusticias cometidas contra sus compueblanos fue razón suficiente para unirse a la lucha. A veces ignoramos algunas luchas porque las consecuencias no nos afectan directamente. Sin embargo, si queremos aspirar a ser mejor sociedad, debemos unirnos como pueblo para batallar cualquier injusticia. 

 

Colón es una de las puertorriqueñas que más se destacó en la lucha de las obreras del siglo XX. Dentro de nuestra historiografía, varios/as investigadores la han estudiado de cerca. Entre ellos se encuentra el Prof. Wilson Torres Rosario, quien publicó en el 2011 su libro Juana Colón: combatiente en el tabacal puertorriqueño. Los escritos de Torres Rosario sobre la vida de Colón sirvieron de mucha ayuda para la realización de este artículo. En el 2013, la Dra. Bianca M. Medina Báez publicó su tesis titulada Juana Colón y la lucha de la mujer obrera. Ambos son fuentes muy útiles para conocer profundamente a esta gran puertorriqueña y el contexto en el que se desarrollaron sus luchas.

 

En el presente una escuela en Comerío lleva el nombre de esta valiente mujer, que falleció en el 1967 a sus 81 años de edad. Además, existe la organización sin fines de lucro Casa Juana Colón. Esta se dedica atender problemas de las mujeres desde una perspectiva de género sostenida con los valores que convirtieron a Colón en una mujer digna de admirar.

 

 

Fachada de la escuela Juana Colón en Comerío

Foto tomada de http://www.komerio.com/

Bibliografía

 

Barceló, Miller M. F. La lucha por el sufragio femenino en Puerto Rico, 1896-1935. San Juan, P.R: Centro de Investigaciones Sociales y Ediciones Huracán, 1997

“Ejemplo de resistencia y creatividad”. El Nuevo Día. 4 de abril de 2013. http://www.elnuevodia.com/noticias/locales/nota/ejemploderesistenciaycreatividad-1483792/ (Accedido el 27 de diciembre de 2016).

Margaret Joan Maddox. “Joan of Arc”. En Icons of the Middle Ages: Rulers, Writers, Rebels, and Saints, Volumen 2, editado por Lister M. Matheson, 417-450. California: ABC-CLIO, 2011.

Medina Báez, Bianca M. “Las lavanderas: El caso de Juana Colón”. Diálogo. 2 de diciembre de 2014. http://dialogoupr.com/las-lavanderas-el-caso-de-juana-colon/  (Accedido el 24 de diciembre de 2016).

________________. “Juana Colón: líder en la tribuna del Partido Socialista”. Diálogo. 2 de enero de 2014. (Accedido el 26 de diciembre de 2016). http://dialogoupr.com/juana-colon-lider-en-la-tribuna-del-partido-socialista/

________________. Juana Colón y la lucha de la mujer obrera. San Juan: Ediciones Huracán, 2013.

________________. Juana Colón: una defensora del voto femenino. Diálogo. 3 de enero de 2014. http://dialogoupr.com/juana-colon-una-defensora-del-voto-femenino-4/ (Accedido el 26 de diciembre de 2016).

Torres-Rosario, Wilson. Juana Colón: Combatiente en el Tabacal Puertorriqueño; Tabaco, huelgas y conflictos sociales en el Comerío del Siglo XX. Comerío, 2011.

________________. “Juana Colón: Su militancia obrera y otras dimensiones de su vida.” https://abeyno.files.wordpress.com/2009/08/juana-colon3.pdf (Accedido el 24 de diciembre de 2016)

 

La utuadeña Glorimar Rodríguez González cursó sus grados primarios y secundarios en las escuelas públicas de la Ciudad del Viví. Realizó un Bachillerato en Artes con concentración en Educación Elemental en la Universidad de Puerto Rico y obtuvo una Maestría en Artes con especialidad en Historia de la Pontifica Universidad Católica de Puerto Rico. Actualmente cursa el Doctorado en Filosofía y Letras con especialidad en Historia, de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, en donde se encuentra realizando su tesis doctoral relacionada al tema de género y política en Puerto Rico.
 
Desde el 2013 ejerce como profesora de historia y humanidades en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Utuado y en la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, Recinto de Ponce. Glorimar ha presentado diversas conferencias y ponencias, entre ellas, en el XII Congreso Centroamericano de Historia, celebrado en El Salvador. Además, tiene varias publicaciones, entre las que se encuentra su libro Historia del Partido Nacionalista en Utuado. Por su preparación académica e investigaciones Glorimar se convirtió en la primera mujer historiadora utuadeña.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload