¿Por qué enfermamos?


¿Por qué enfermamos?

Porque nuestra programación por vidas ha sido hacia la muerte. Porque se ha hecho normal vivir en enfermedad, en dolor, en miedos, en apegos, en rencores, en ira, en odio. Todo esto enferma, enferma por dentro y enferma por fuera. Todos estos senti-mientos se han arraigado al hombre terrenal a través de una programación y educación sistemática; al ser reconocidos como aceptables y afirmar que es parte de lo que nos toca, olvidando así nuestra condición de seres universales. La verdadera esencia de lo que es la vida ha sido alterada hasta desaparecer debido a estos patrones de conducta repetitivos, ubicando a la esencia en un lejano y recóndito espacio del ser. Entonces podemos decir que del no reconocer la vida surge la enfermedad.

¿Qué es la vida?

La vida es todo aquello que prolonga la especie, todo aquello que se levanta contra vientos y mareas para preservar y dar continuidad mientras conduce a una nueva vida. Es la evolución del Ser y el constante movimiento de forma rítmica, relajada y fluida. La vida es la creación; la creación es vida. La vida persigue en sí a la vida misma y también lucha y resiste contra el olvido humano, contra la ignorancia y la pérdida de lo que la sustenta. Vida también es sinónimo de paz, de armonía y de amor. Si hay enfermedad entonces no hay vida; es una vida a medias, no se vive bien, es el deterioro del Ser. Entonces el ser elige morir para protegerse a sí mismo hasta lograrlo en otra oportunidad, entrando muchas, muchas veces en un circulo vicioso. La vida, vida es y es completa, no conoce de parchos ni verdades a medias, porque no existe tal verdad. La vida también es sinónimo de balance, balance que se obtiene por el reconocimiento a la vida y que lleva a activar la fuerza de voluntad que nos guía con sabiduría hacia la perfección, de donde provenimos, hacia la esencia en el sentido más puro, ese lugar mágico donde no hay enfermedad ni miserias; Ese lugar que sabemos que existe y al cual hemos de volver.

¿Cómo volvemos?

Re programando el camino hacia la vida. ¿Cómo se logra? Primero haciendo introspección, reconociendo lo que en verdad sabemos no nos funciona; dando espacio para que el ser se relaje y nos hable desde su sabiduría. Eso también es meditar, ese espacio cuando se busca con intención en pro de nuestro potencial más alto propicia claridad y entendimiento. Así pues, nos será fácil identificar lo que debemos soltar y dejar ir sin temor ni dudas, y en perdón. El camino comienza a trazarse.

Re programación

Re programarte para la VIDA significa dejar los apegos que empobrecen el espíritu y no te permiten expresar tu potencial más alto. Cada ser humano, cuando desea re tomarse, sabe en su interior lo que le resta poder y lo debilita y aquello que baja su vibración y le hace sentirse enfermo; esos patrones de conducta que le impiden llegar hacia su estado natural de creación, ese estado pleno que se traduce en Salud y Bienestar, Alegría y Gozo, Armonía y Paz, Prosperidad y Abundancia.

Ejercicio

Un buen ejercicio para comenzar a despojarnos de lo que nos duele, de la enfermedad, de la tristeza, de aquello que no es parte de nuestra esencia, seria entrar en sintonía con las Leyes Esenciales de la Naturaleza, con lo que es propio y semejante al Ser, re programando las células para mantener el equilibrio del cuerpo, de la mente y del espíritu. ¡Esto se logra a través de la comunión o interacción con la Vida! Nutrirnos de Ella, o sea, comer Vida a través de un cambio en la alimentación hacia una nutrición consciente. Comer frutas y ensaladas frescas, jugos naturales, tomar té, beber mucha agua, todo lo que nos provea vida en su estado natural. Respirar vida, salir a tomar aire fresco. Caminatas por la playa o el campo, andar descalzo, sentir la Tierra, tomar el Sol moderadamente, bañarse en el mar, en el río, relacionarse con gente positiva respetuosa de la Vida; leer y llenarse de Conocimiento, meditar, moverse, ejercitarse, practicar alguna disciplina que dé espacio para propiciar la paz interior, como el yoga o Tai Chi. Dar oportunidad a profesionales de la salud natural para integrar nuevas formas. Vivir la experiencia del toque restaurador y terapéutico del masaje. Escuchar a tu médico pero también escuchar a tu corazón, no cediendo tu poder y tomando parte activa en cualquier proceso de recuperación.

Esta es la verdadera medicina del cuerpo, la mente y el espíritu, el caudal de Vida que nos da la Pre Existencia, el origen para conectarnos con la Inteligencia del Espíritu Creador y así ser una con Ella, hasta llegar a vencer cualquier enfermedad.

Pakarina Del Campo

Certificada en Yoga, Reiki Master, Masaje Terapéutico y Holístico, Aromaterapia y Alimentación Consciente

Tel. 787-454-6440 / Email: pakarina@live.com / Facebook: Pakarina del Campo

MCV

Gracias por ser parte de nosotras. 

© 2017 Mujeres con Visión